sábado. 22.06.2024

Varios policías municipales de Madrid salvaron la vida el día de Navidad de un bebé de 15 meses que se asfixiaba con sus propios mocos en una vivienda del distrito de Vicálvaro, ha informado a Europa Press una portavoz del Cuerpo Local.

La intervención tuvo lugar el día 25 a las 7:30 horas cuando recibieron una llamada de emergencias informando de que un bebé había entrado en parada cardiaca. Hasta el lugar llegaron agentes de la Comisaría Integral del Distrito, que encontraron a unos padres nerviosos y bloqueados, que solo lograron decirles que el niño no respiraba desde hace un rato.

Efectivamente, el pequeño no respiraba y estaba pálido, por lo que le practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar en espalda y abdomen sin éxito. Uno de los agentes llegó a la conclusión, por su experiencia personal, de que tenía obstruida la laringe por acumulación de mucosidad. Por ello, le practicó la maniobra de Heimlinch adaptada, con una presión en el cuello al bebé, gracias a la cual expulsó los mocos y empezó a llorar.

A continuación llegaron los sanitarios del Samur-Protección Civil, que comprobaron que el lactante estaba en buen estado, pero le evacuaron al Hospital Gregorio Marañón para una comprobación en profundidad.

La Policía Municipal salva a un bebé de asfixiarse con sus propios mocos en Madrid