sábado. 25.05.2024

El ejercicio intensivo es la 'mejor manera de aliviar los síntomas de la ansiedad crónica sin medicamentos ni terapia'

  • Ejercitarse con toda la potencia de la que uno sea capaz se ha convertido en la mejor manera de aliviar los síntomas de la ansiedad crónica sin hacer uso de terapia ni medicamentos, afirma un nuevo estudio
  • El entrenamiento en circuito, que combina ejercicios de fuerza y ​​cardio, alivia los sentimientos de ansiedad al disminuir la tensión muscular y aumentar las endorfinas, aseguran los científicos
Dos personas realizando estiramientos. Fuente: Twitter @Clubdeocionudos
Dos personas realizando estiramientos. Fuente: Twitter @Clubdeocionudos

En un estudio realizado en Suecia, que tenía como finalidad medir el nivel de ansiedad crónica que disminuye tras un periodo de tiempo ejercitándose a diferentes intensidades, todos los participantes mostraron una mejora independientemente de la intensidad.

A pesar de ello, la probabilidad de mejora en cuanto a los síntomas de ansiedad aumentó más en las personas que hacían más ejercicio.

La mayoría de los participantes en los grupos de tratamiento pasaron de un nivel inicial de ansiedad alta o moderada a un nivel de ansiedad bajo después del circuito de 12 semanas.

Los investigadores estudiaron a 286 personas que tenían una edad promedio de 39 años y ansiedad crónica, y compararon sus resultados con un grupo que simplemente recibió consejos sobre actividad física de acuerdo con las recomendaciones de salud pública.

Para aquellos que hacían ejercicio en esta última modalidad de intensidad más baja que los otros, la probabilidad de mejora en cuanto a los síntomas de ansiedad aumentó en un factor de 3,62 %.

El factor correspondiente para los que hacían ejercicio a mayor intensidad fue de 4,88 %.

Ambos grupos de tratamiento tuvieron sesiones de entrenamiento de 60 minutos tres veces por semana, bajo la guía de un fisioterapeuta.

Las sesiones incluyeron entrenamiento cardiovascular y de fuerza. Al calentamiento inicial le seguía un entrenamiento circular en 12 estaciones durante 45 minutos, y las sesiones terminaban con un enfriamiento y estiramientos.

Se pretendía que los miembros del grupo que hacían ejercicio a un nivel moderado alcanzaran alrededor del 60 % de su frecuencia cardíaca máxima, un grado de esfuerzo calificado como ligero o moderado.

Para el grupo que entrenó más intensamente, el objetivo era alcanzar el 75 % de la frecuencia cardíaca máxima, y ​​este grado de esfuerzo se percibía como alto.

Malin Henriksson, estudiante de doctorado en la Universidad de Gothenberg en Suecia, dijo: "Hubo una tendencia de mejora significativa en la intensidad, es decir, cuanto más intensamente se ejercitaban, más mejoraban sus síntomas de ansiedad".

La profesora Maria Åberg agregó: “Los médicos de atención primaria necesitan tratamientos que sean individualizados, que tengan pocos efectos secundarios y que sean fáciles de prescribir”.

“El modelo de 12 semanas de entrenamiento físico, independientemente de la intensidad, representa un tratamiento eficaz que debería estar disponible en la atención primaria de salud con mayor frecuencia para las personas con problemas de ansiedad”.

El ejercicio intensivo es la 'mejor manera de aliviar los síntomas de la ansiedad...