sábado. 24.02.2024

En el Palau Blaugrana, se vivió un enfrentamiento vibrante entre el Córdoba Patrimonio de la Humanidad y el Barça, que finalmente terminó en empate a cero. A pesar del esfuerzo notorio por parte del equipo cordobés, el Barça logró revertir la situación en la segunda mitad gracias a dos goles cruciales de Pito, siendo el último anotado a escasos tres minutos del pitido final.

El Córdoba Futsal, a pesar de enfrentarse a hasta cuatro bajas importantes, arrancó de manera prometedora, buscando puntuar por primera vez en la historia en el Palau Blaugrana. Aunque los azulgranas, sin Adolfo ni Catela, se encontraron con un equipo blanco que presionó desde el inicio, la resistencia se rompió cuando Antoniazzi asistió a Josema para marcar el 0-1 apenas a los dos minutos de juego.

Con la ventaja en el marcador, el equipo dirigido por Josan González pudo aumentar la diferencia, pero un intento de Antoniazzi se desvió cruzado. A pesar de la presión constante del Córdoba Futsal, el Barça se adaptó y elevó su nivel de juego progresivamente. Dyego tuvo un intento que encontró la madera, y la presión del equipo local se hizo más evidente.

En la primera mitad, los blanquiverdes lograron mantener la mínima ventaja, a pesar de las dificultades y las rotaciones necesarias debido a molestias físicas en Antoniazzi y Josema. Sin embargo, la segunda mitad vio un Barça renovado, con una marcha adicional. Pito, en una jugada con Erick y Dyego, igualó el marcador, poniendo el 1-1 en el luminoso.

El equipo cordobés comenzó a mostrar signos de fatiga, y el portero Fabio tuvo que intervenir más frecuentemente. La expulsión de Antoniazzi complicó aún más las cosas, dejando al Córdoba Futsal con un jugador menos. A pesar de la inferioridad numérica, el equipo resistió bien, pero Pito finalmente rompió la paridad con un gol a tres minutos del final, estableciendo el 2-1.

A pesar del esfuerzo final del Córdoba Futsal al adoptar la estrategia de portero-jugador, con Kenji dando un aviso y Josema teniendo una oportunidad en el último minuto, el portero Dídac y la desviación de Fabio tras un doble penalti ejecutado por Antonio sellaron la derrota del equipo cordobés, frustrando así su sueño de sumar puntos en el Palau Blaugrana.

El Córdoba Patrimonio se va de vacío del Palau tras ser remontado