viernes. 12.04.2024

Los sindicatos de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO y UGT de Córdoba se han concentrado hoy a las puertas del edificio de Gobierno del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba para reclamar la equiparación del complemento específico del personal técnico del SAS, compuesto por técnicos de mantenimiento, cocineros y cocineras, técnicos superiores de alojamiento y técnicos especialistas de electromedicina, a su verdadera categoría profesional.

El delegado de CCOO y coordinador del Hospital Reina Sofía, José Antonio López, explicó durante la concentración que al no tener reconocida su categoría real –son técnicos superiores que debería estar encuadrados en la categoría B y, aunque el Estatuto Básico del Empleado Público se la reconoce, siguen encuadrados en la categoría C1 a la espera del desarrollo del reglamento-, tampoco se les aplica el complemento específico que debería. En este sentido, López remarcó que “a estas categorías les exigen una titulación de técnicos superiores, que correspondería a la categoría B, pero sin embargo están enmarcados en una categoría inferior y, además, están cobrando 135 euros menos por el complemento específico que otras personas trabajadoras de su mismo nivel laboral, lo cual es un agravio comparativo”.

La secretaria de Sanidad y Servicios Sociosanitarios de UGT Servicios Públicos de Córdoba, Mari Carmen Heredia, mostró su rechazo a la situación que atraviesan los Técnicos Superiores Sanitarios, que según indicó, “están cobrando 100 euros menos al mes por el no reconocimiento oficial de su categoría en el grupo B, tal y como queda reconocido en el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) en su artículo 76”. Del mismo modo, Heredia subrayó la necesidad de actualización de todas las bolsas de empleo del SAS, que afectaría de manera especial a los TEMEII, sobre los que indicó que “es necesario mantenerlo y, más lejos del maltrato que están sufriendo en los últimos años por parte del SAS, desde UGT exigimos su permanencia y no externalización, así como su aumento de plantilla”.

Estos trabajadores “son esenciales para el hospital, porque se encargan de que funcione correctamente, se encargan del mantenimiento y la salubridad del centro, de la limpieza, de la hostelería y el hospejade de los y las pacientes” y “el complemento específico se cobra en función de la especialización, el riesgo y la dificultad que tiene el desempeño de estos puestos de trabajo y sin embargo, no se les está reconociendo como debiera”, remarcó el responsible de CCOO.
 
Mari Carmen Heredia denunció “la externalización de los servicios de cocina y alojamiento, algo que consideramos que el SAS debe mantener e incluso aumentar para garantizar la calidad del servicio”. Por último, la secretaria ugetista indicó que, desde UGT “exigimos a las administraciones implicadas, tanto a nivel Estatal como Autonómico, que cumplan lo que ya está recogido en el EBEP ya que estos profesionales llevan 17 años esperando el reconocimiento profesional y han visto, con el paso de los años, como han mejorado sus funciones y prestan un servicio sanitario altamente cualificado mientras se les está aplicando un nivel profesional inferior al que les corresponde”.

Los sindicatos se concentran por la equiparación del equipo técnico del SAS