viernes 14/5/21

¿Qué sucede cuando no tienes nada?

person-woman-sitting-old
person-woman-sitting-old

La pandemia causada por la COVID-19 ha supuesto un vuelco por completo en nuestras vidas. Todo lo que considerábamos normal se ha dado la vuelta. Se nos ha hecho renunciar a mucho por poder cuidarnos a todos. Aunque es difícil hacer todo lo anterior, imaginemos por un momento que lo tienes que hacer, pero no puedes, no te queda nada. Tu vida es la calle.

Esta situación se ha dado en nuestro país durante el año que llevamos de pandemia. Es difícil de pensar, pero surgen muchas incógnitas cuando se valora esta situación aplicada a colectivos determinados. ¿Cómo lo habrá vivido un médico o sanitario? ¿Y un comerciante esencial? ¿Y si ese comerciante esencial es de riesgo? Pero más crudo es pensar ¿aquellos que no tienen nada?, ¿qué?.
 
Cada vez las restricciones han sido mayores. La incidencia subía y parecía casi imposible el lograr doblegar la curva. Las recomendaciones sanitarias centraban sus máximas en la higiene y la prevención. El problema llega cuando existen miles de personas en nuestro país que no tienen un hogar, no tienen un techo donde protegerse y tampoco recursos con los que poder afrontar una situación como la pandemia.
 
Cierto es que a este colectivo no se le puede multar. Aunque desde la fundación catalana Arrels, que ayudan y colaboran con personas en esta situación tan precaria, detectaron 16 denuncias que afectaban a individuos que estaban en la calle involuntariamente. Sin ningún lugar a dónde ir.
 
Aún así, aunque no está permitido multar a este colectivo, las autoridades les han parado y tomado los datos en varias ocasiones. Un hecho hostigador para una persona en una situación completa de vulnerabilidad donde el hecho de estar en la calle más el vivir una pandemia de esta magnitud, son suficientes.
 
Esta situación es insostenible, aunque siempre es importante destacar el papel de todas las asociaciones que se han encargado durante este amargo año a colaborar y a ayudar estas personas para que su situación cambiase, aunque fuera solo un poco. Ellos también han sido los héroes de esta pesadilla que parece estar alargándose demasiado.

Comentarios