martes. 16.04.2024

Despedidas

Hoy es mi último artículo en DiarioenPositivo, así que vamos a revisitar un poco las cosas que hemos hablado estos meses.
Mirad que bien me he vestido para la despedida. De locos, ¿Verdad?
Mirad que bien me he vestido para la despedida. De locos, ¿Verdad?

¡Qué pasa chicos! No quiero ponerle a este artículo un tono triste, de verdad, a pesar de que las despedidas siempre son dolorosas hay que hacer todo lo posible por no montar un drama, y más con un tema como este que al final solo me ha dado buenos recuerdos.

Las palabras que escribo hoy son las últimas (de momento) que redacto para este periódico, que por supuesto es el mejor del mundo. Antes de hacer un pequeño tour sobre las cosas de las que hemos hablado a lo largo de estos meses, me gustaría darle las gracias al periódico por la oportunidad, me lo he pasado pipa. Sobre todo quería agradecérselo a mi jefa, que estuvo un mes esperando para que me dejaran hacer estas prácticas sin contratar a otra persona jajajaja. Además, en estos meses me ha dejado escribir de lo que me ha dado la gana y no me ha corregido mucho. Eso ha estado genial. Si es que eres la mejor jefa <3

Bueno, a ver... De que hemos hablado... Sé que empezamos hablando de canciones, poniendo chistes malos en las descripciones para que no fuera una lista sosa. Algunos habríais querido más canciones pero, la verdad, no se me ocurrían más temáticas, así que lo dejé. Culpa mía. También hemos revisado películas y las hemos analizado, pero es verdad que han sido todas de ciencia ficción. Quizás si algún día vuelvo os monto un ciclo de análisis sobre Paco Martínez Soria. La verdad es que, bromas aparte, me gustaría más hacer eso que analizar algunos de los engendros que se estrenan a lo largo del año.

También hemos hecho algún artículo de deportes, aunque aquí tengo que decir que debería haber escrito un poco más. Los artículos sobre fútbol americano y hockey que quería hacer se han quedado en la estantería de mi mente, así que, otra vez, mal por mi parte. Pero bueno, dentro de lo malo he colado algún artículo de mi queridísimo Real Madrid sin que nadie del periódico me haya echado la bronca por ser abiertamente madridista, así que todo bien.

Pero sobre todo, lo que más hemos tocado son temas de opinión. Desde mi primer desvarío sobre qué era el arte hasta el artículo que hice un par de días después de la muerte de Verónica Forqué hemos tratado un mogollón de temas. Antes de acordarnos de ellos hago un inciso, ¿Os habéis dado cuenta de que ahora ya nadie está hablando de salud mental? Jajajajaj si ya os lo dije, hasta que no la palma alguien a la gente se la suda (perdón por el lenguaje jefa). El caso, a lo largo de estos meses hemos tenido conversaciones (y digo conversaciones porque para mí los artículos, en cierto modo, son diálogos con vosotros) sobre la educación, el paro juvenil o la masculinidad.

Tengo que decir que los primeros fueron para mí muy importantes y enriquecedores, no solo por tener la oportunidad de expresar mi opinión sobre estos temas, sino también porque he podido criticar lo que creo que debe ser criticado. Nada ha mejorado sin ser criticado y cuestionado, y yo solo espero haber puesto mi granito de arena. Una vez más, gracias al periódico por no haber corregido ninguno de ellos ni por caparme. Una pena que Pedro Sánchez, hasta donde yo sé, no me lea, pero qué le vamos a hacer. 

Después decidí (aquí sí que fui yo solo) que había demasiadas cuestiones sociales y políticas en los artículos, así que hablamos sobre la masculinidad. Tengo que deciros que la verdad, pienso que ese artículo es buenísimo. Se lo pondría en la cara a la mitad de los tíos que me encuentro cada vez que salgo de fiesta, si no fuera porque seguramente acabaría teniendo que cruzarme la cara jajajaj en fin. Y tras esto, hablamos sobre el orgullo y la responsabilidad afectiva. Os voy a contar un secreto que seguro que os imagináis: Hice el artículo pensando en alguien. En cierto modo usé al periódico para disculparme por ser un capullo y un orgulloso cuando fui un capullo y un orgulloso, así que mal por mi parte por tercera vez. Por si preguntáis, no sé si ella leyó el artículo, pero el otro día la vi con otra persona así que interpreto que no le va tan mal. Igual sí se lo leyó pero lo aplicó con otra persona jajajaj supongo que no lo sabremos hasta después de la publicidad.

Finalmente, hablamos sobre la salud mental y todo lo que conlleva. Para mí ese es mi mejor artículo, a pesar de que no disfruté nada escribiéndolo. Puede que haya gente lo haya leído y haya pensado que yo estoy mal, o que le di demasiada importancia a un tema que ya se trata más y más y más. Pero, no os voy a engañar, me importan tres cojones sus opiniones jajajaajaj todo lo que he escrito lo he escrito porque pienso que estaba bien y, sobre todo, porque creo que aparte de entretenido os da la oportunidad de realizar un diálogo interno sobre todos estos temas. Que igual ese diálogo luego os lleva a la conclusión de que soy gilipollas, vale, pero habéis tenido ese diálogo y eso es lo que importa.

No he mirado nunca las estadísticas de los artículos, y no tengo ningún interés en hacerlo. Ya os acabo de decir porque he hecho cada artículo así que bueno, no me quedan muchas más cosas que decir (de momento). Bueno, sí que me queda una. Quería agradeceros a todos los que me habéis leído (y me lo habéis dicho) el tiempo que habéis invertido en mí y en los artículos. Aunque algunos no os hayan gustado (que sé que algunos no os han gustado jajajajaj), gracias, lo agradezco mucho.

Y bueno, solo deciros que seáis muy felices y que disfrutéis de la vida como os salga del culo, que para eso está. Ah, y comed quinoa, que está sorprendentemente buena. Nos vemos chicos, un beso.

Despedidas