Imprimir

Rehan, el joven que trabajó como basurero para pagar sus estudios, es admitido en Harvard

Redacción | 09 de julio de 2020

Rehan Staton, de 24 años, con su hermano Reggie Staton, de 27 años, sosteniendo su carta de admisión a la Facultad de Derecho de Harvard
Rehan Staton, de 24 años, con su hermano Reggie Staton, de 27 años, sosteniendo su carta de admisión a la Facultad de Derecho de Harvard

Rehan Staton, de 24 años, ha sido aceptado en la universidad Harvard Law, tras una vida verdaderamente llena de impedimentos para que pudiera realizar sus sueños, sus estudios.

Tras graduarse en el colegio, cuando tenía 18 años, diversos problemas, entre ellos económicos, lesiones y enfermedades, desmotivaron a Rehan. En ese momento trabajaba para poder mantener a su familia, su hermano y su padre. Staton nunca se rindió ni nunca le vieron decaer ni su familia ni sus compañeros de trabajo de la empresa Bates Trucking & Trash Removal.

A día de hoy, Rehan no sólo es un graduado universitario, sino que este otoño comienza a estudiar en la Escuela de Derecho de Harvard.

"La vida era bastante normal hasta que tenía ocho años", dice Rehan, quien nació y de crió en Bowie, Maryland, ya que sus padres se separaron y su madre se marchó del país. Tras la mudanza de su madre, se enfrentaron a una serie de dificultades económicas que arrastraron a toda la familia.

"Después de años de escuela privada y una educación de clase media", dice Rehan, él y su hermano mayor pronto se enfrentaron a la inseguridad alimentaria mientras su padre luchaba por mantener su casa, a menudo trabajando en dos o incluso en tres trabajos a la vez para poder pagar las cuentas. Durante este tiempo, Rehan, su hermano y su padre fueron rechazados por muchos de sus parientes y tuvieron que depender entre ellos para recibir apoyo.

Durante el séptimo curso, Rehan sufrió mucho, "no comía todos los días y mi padre trabajaba todo el tiempo", recordó. "A veces no habría electricidad en casa". El atletismo, el boxeo y las artes marciales le sirvieron como refugio de la vida llena de problemas que tenía en casa.

Un profesor habló con su padre y le sugirió que Rehan debería dar clases particulares para mejorar, pero su padre se opuso. Su padre conoció a un ingeniero espacial, en un centro comunitario local, que se ofreció a dar clases a Rehan gratis. "Terminé subiendo en el cuadro de honor el resto de ese año", admite Rehan. "El mismo maestro que sugirió que me pusieran en educación especial en realidad escribió a mi padre una nota de disculpa". Rehan siguió mejorando academicamente y al mismo tiempo se entrenaba para ser boxeador profesional.

En el momento en el que sufrió una doble lesión de hombro de grado 12 sus sueños de ser boxeador profesional, cuando terminase la escuela secundaria, se vieron truncados.

Cuando se graduó echó solicitudes a diferentes universidades, pero no obtuvo respuesta. "Eso terminó simplemente perjudicándome", dice Rehan. "Así que terminé yendo a trabajar como basurero." "Era la primera vez en mi vida que la gente me levantaba por el bien de levantarme y no porque fuera bueno en los deportes".

Sus compañeros de trabajo querían saber por qué estaba allí, tenían curiosidad, le sugerían que dejase el trabajo y volviese a la escuela. Los colegas de Rehan, finalmente, hablaron con Brent Bates, el hijo de los dueños de la compañía de camiones de basura, sobre la inteligencia de Rehan. Bates le llevó a la Universidad Estatal de Bowie para conocer a un profesor.

El profesor se quedó entusiasmado después de hablar con Rehan. Apeló a la junta de admisiones en su nombre. Rehan comenzó la licenciatura más tarde ese año y ganó un GPA de 4.0. "Me convertí en el presidente de las organizaciones. Estaba ganando tantos premios académicos, que era una locura ". Al final de su segundo año, Rehan decidió que quería ir a la escuela de derecho.

"A lo largo de toda mi vida... todas las personas de mi vida de las que debía tomar ejemplo, eran las que siempre me restaban importancia y me hacían sentir mal por mí mismo", dice. "Tuve que ir al 'fondo' de la jerarquía social, para luego poder subir".

El hermano mayor de Rehan, Reggie Staton, de 27 años, era un estudiante de segundo año del estado de Bowie cuando su hermano se inscribió. Movido por el potencial que su hermano tenía, Reggie abandonó para volver al trabajo y mantener a su familia.

Dos años después de su matrícula en la Universidad Estatal de Bowie, Rehan se trasladó a la Universidad de Maryland, donde se graduó en 2018. En el transcurso del año siguiente, Rehan trabajó en consultoría política con el Grupo Robert Bobb, mientras estudiaba para el LSAT. Fue aceptado en la escuela de derecho en Harvard, Columbia, Universidad de Pensilvania, la Universidad del Sur de California y Pepperdine esta primavera.

A pesar de todas las adversidades a las que se ha tenido que enfrentar Rehan las ha superado todas, hasta las inesperadas. Ahora, igual que a él e ayudaron, quiere ayudar a otros jóvenes.

"Cuando miro hacia atrás, me gusta pensar que hice lo mejor de la peor situación. Cada tragedia a la que me enfrenté me obligó a salir de mi zona de confort, pero tuve la suerte de tener un sistema de apoyo que me ayudara a prosperar en esas situaciones", agradece Rehan.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/personas/joven-trabaja-como-basurero-pagarse-estudios-universidad/20200709133602052430.html


© 2020 Córdoba Buenas Noticias

Córdoba Buenas Noticias es un medio de comunicación digital que aborda la actualidad desde un punto de vista diferente.