Imprimir

Andalucía retoma un marco de seguridad y confianza para resolver conflictos de consumo

L.J.F. | 14 de mayo de 2020

Servicio de consumo.
Servicio de consumo.

La Junta retoma la actividad de la Junta Arbitral de Consumo velando por el derecho de consumidores

 

La delegada de Salud y Familias ha explicado que este órgano ofrece a ciudadanía y empresas un marco de seguridad y confianza para resolver conflictos de consumo

 


La delegada territorial de Salud y Familias de Córdoba, María Jesús Botella, ha puesto de manifiesto que tras la publicación el pasado 11 de mayo de la resolución de 5 de mayo de 2020 “se ha vuelto a continuar con los procedimientos arbitrales de consumo, tramitados por la Junta Arbitral de Consumo de la Junta de Andalucía". En este sentido la delegada ha asegurado que “con la reanudación del funcionamiento de este órgano volvemos a ofrecer a la ciudadanía y a las empresas desde la Junta de Andalucía, un marco de seguridad y confianza para resolver conflictos de consumo”. 

 

Al respecto, María Jesús Botella ha recordado que “la de Andalucía es la primera Junta Arbitral en retomar su actividad a nivel nacional, con el objetivo de contribuir a la reactivación económica ofreciendo un marco de seguridad, confianza y estabilidad a la ciudadanía y a las empresas que operan en Andalucía para resolver los posibles conflictos de consumo que puedan surgir en sus relaciones comerciales”.

 

Para facilitar la accesibilidad a la Junta Arbitral de Consumo de Andalucía, el Servicio Provincial de Consumo de Córdoba, según ha explicado María Jesús Botella, “ha puesto a disposición de los usuarios y consumidores un equipo de videoconferencia para evitar el desplazamiento hasta la sede, ubicada en Sevilla”.

Por otro lado, la delegada ha hecho hincapié en que la declaración del estado de alarma ha traído consigo la adopción de una serie de medidas de carácter excepcional, que han ido afectando progresiva y crecientemente a diferentes aspectos de la prestación de determinados servicios como viajes combinados, transportes, establecimientos hoteleros, gimnasios, academias, entre otros, y un creciente número de reclamaciones.

 

Es por este motivo, ha destacado María Jesús Botella, que “desde la Junta de Andalucía se valoró que para proteger el interés general y el particular de las personas consumidoras y usuarias era necesario reactivar los plazos de los procedimientos arbitrales de consumo en dicha Junta Arbitral, garantizando, igualmente, el adecuado funcionamiento de los servicios básicos que presta este órgano administrativo”.

 

Qué es y cómo solicitar arbitraje de consumo

El Sistema Arbitral de Consumo gestionado por la Junta Arbitral de Consumo de Andalucía es un servicio público que la Administración de la Junta de Andalucía, en colaboración con las asociaciones de personas consumidoras y usuarias, y las organizaciones empresariales, pone a disposición de la ciudadanía para resolver las controversias que surjan en materia de consumo. Se configura como un arbitraje institucional de resolución extrajudicial de los conflictos entre las personas consumidoras o usuarias y las empresarias o profesionales a solicitud de las primeras. Se caracteriza por ser un mecanismo voluntario, vinculante, rápido, eficaz, gratuito y ejecutivo. 

 

En caso de conflicto con una empresa, se puede presentar una hoja de quejas y reclamaciones (a la que la empresa deberá responder indicando si acepta la mediación o arbitraje) o directamente una solicitud de arbitraje ante una Administración de consumo. No es necesario un formulario específico para hacerlo, aunque se puede obtener un modelo de solicitud en www.consumoresponde.es. La solicitud debe exponer claramente tanto los hechos como la pretensión de la persona afectada (la devolución de una cantidad económica, la rescisión de un contrato o el arreglo de un bien, etc.).

 

Si se admite a trámite la solicitud de arbitraje se intentará realizar una mediación entre la persona afectada y la empresa, y en caso de no llegar a un acuerdo se celebrará un acto de audiencia. El órgano arbitral, como parte imparcial, decidirá el asunto en función de las pruebas disponibles, por lo que es importante aportar toda la documentación que pueda servir para probar el perjuicio ocasionado. El laudo que emita el órgano arbitral tiene el mismo valor que una sentencia judicial, por lo que será de obligado cumplimiento para ambas partes. 

 

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web www.consumoresponde.es, del correo electrónico [email protected]; y de los perfiles en las redes sociales Twitter (@consumoresponde) y Facebook (www.facebook.com/consumoresponde).

    

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/andalucia/andalucia-retoma-marco-seguridad-confianza-resolver-conflictos-consumo/20200514114820045672.html


© 2020 Córdoba Buenas Noticias

Córdoba Buenas Noticias es un medio de comunicación digital que aborda la actualidad desde un punto de vista diferente.