sábado 23/10/21

Ola solidaria en Alemania: cientos de voluntarios cooperan en la limpieza y reconstrucción de las zonas afectadas por las inundaciones

Algunos de los voluntarios de Humanity First DE ayudando en las labores de limpieza y reconstrucción de las zonas afectadas - Twitter - Humanity First International
Algunos de los voluntarios de Humanity First DE ayudando en las labores de limpieza y reconstrucción de las zonas afectadas - Twitter - Humanity First International

Las recientes inundaciones en Alemania y Bélgica están teniendo consecuencias devastadoras para los habitantes de las zonas afectadas. Diversas localidades y zonas del oeste de Alemania se han visto especialmente afectadas por las lluvias torrenciales del pasado 15 de julio. Las calles y casas de los pueblos alemanes han sido arrasadas como resultado del desastre natural, dejando por el momento 156 muertos y miles de desaparecidos.

Angela Merkel, la canciller alemana, se ha desplazado este domingo al Land de Renania Palatinado, una de las zonas más afectadas por las riadas. Se ha comprometido a hacer llegar ayudas urgentes a los pueblos perjudicados. 

Las autoridades alemanas creen que en los días venideros las cifras de fallecidos y desaparecidos no harán más que crecer. Pero no sólo se amontonan las tareas de búsqueda y limpieza, sino que sigue habiendo amenaza de tormenta en varias zonas de Renania-Palatinado y Sarre, con lluvias de hasta 40 litros por metro cuadrado. También hay varias zonas del oeste de Alemania bajo peligro de derrumbe.

La situación desesperanzadora ha hecho que el pueblo alemán saque su lado más solidario. A las zonas más afectadas por las riadas están llegando cientos de voluntarios que quieren ayudar en las tareas de desescombro y limpieza de casas, calles y pueblos. Grupos de personas se amontonan en las calles para asistir a los afectados y contribuir a las reparaciones. También se están creando cuentas bancarias donde destinar donaciones. 

Los voluntarios visitan las zonas afectadas con pan, agua y cualquier cosa que sirva de ayuda, también están dispuestos a ayudar con las labores de limpieza o cocinar para las miles de personas que han tenido que trasladarse a refugios por haber perdido su hogar. Muchos de los afectados han asegurado tener miedo de volver a vivir en sus zonas por si el desastre vuelve a ocurrir.

Comentarios