domingo 13/6/21

Una mujer de 79 años deja en herencia 400.000 euros y un inmueble para construir un centro para personas con discapacidad

delás
Nuevo centro de día de la Fundació Maresme para discapacitados intelectuales. - Twitter @DiariDiscapCat

La última voluntad de Maria Rosa Delàs, una vecina de Mataró de 79 años, hará posible que las personas con discapacidad intelectual de la Fundación El Maresme cuenten con un nuevo centro de día. 

Esta vecina dejó escrito que su herencia iría a parar a la entidad social, que ahora recibirá 400.000 euros y un piso ubicado en la misma localidad barcelonesa.

"Estamos encantados de haber recibido esta ayuda y muy agradecidos. Nos anima a seguir con el proyecto. Con la pandemia muchas iniciativas tuvieron que quedar en un cajón y ahora nos planteábamos cómo seguir con ellos", explica Noemí Condeminas, referente del Área de Soporte Global y Vínculos con la Comunidad de la Fundación El Maresme.

Aunque la anciana no había estado vinculada con la Fundación, la aportación económica, que ha supuesto el legado de María Rosa, demuestra el compromiso social con las personas discapacitadas a las que atenderá el centro.

"Hemos querido hacer pública la ayuda por un principio de transparencia y para enseñar a la sociedad que hay gente que se acuerda de los más desfavorecidos. María Rosa no tiene familia directa y le damos mucho valor a este legado porque no había ningún tipo de vinculación con nosotros", señala Condeminas.