jueves 21/10/21

Un matrimonio adopta a siete hermanos que acaban de perder a sus padres: “Si no somos nosotros, ¿quién?”

imagen de instagram
@second.chance.7/Instagram

Si bien la perspectiva de un nido vacío es agridulce, la mayoría de los padres esperan pasar un rato ininterrumpido en pareja cuando sus hijos finalmente vuelan del gallinero. Pero un matrimonio californiano que está a punto de llegar a la jubilación se encontró construyendo su nido una vez más, con siete niños adoptados.

La odisea comenzó en enero de 2019, cuando Pam Willis navegaba por Facebook. Pam asegura que una publicación titulada "Siete hermanos que necesitan un hogar para siempre" "la golpeó como una tonelada de ladrillos".

La historia reveló que después que los padres de los niños murieran en un accidente automovilístico un año antes, los hermanos habían sido colocados en hogares de acogida. "En ese instante, sus dulces rostros sonrientes saltaron de la pantalla y entraron en mi corazón", publicó Pam en Instagram.

La mujer etiquetó a su esposo Gary en la publicación y al final del día se decidió: querían adoptarlos a todos.

“Si no somos nosotros, ¿entonces quién? ¿Quién los mantendría a todos juntos? ¿Quién tendría espacio para ellos? ¿Quién tendría el tiempo, el amor y la paciencia para su trauma? La respuesta fue clara ...”, escribe Pam en su Instagram relatando la noticia.

Dos meses después de contactar con la agencia de cuidado de crianza, Adelino, 15, Ruby, 13, Aleecia, 9, Anthony, 8, Aubriella, 7, Leo, 5 y Xander, 4 fueron adoptados y bien recibidos por con Pam y Gary.

Dado que los temores se basaban en experiencias pasadas, los hijos mayores no se sentían realmente seguros. Incluso antes de perder a sus padres, sus vidas habían estado lejos de ser ideales: su madre y su padre a veces eran indigentes y también luchaban contra el abuso de drogas. Como resultado, a veces no pudieron proporcionar un entorno estable para sus hijos.

"Creo que es muy difícil confiar cuando se ha quitado tanto de tu vida", dijo Pam Willis a TODAY. “Una noche, mi hija de 7 años entró en nuestra habitación. Le pregunté: '¿Tuviste una pesadilla?' Y ella respondió: 'No, solo quería asegurarme de que todavía estuvieras aquí' ".

El matrimonio sabía que les tomaría tiempo y paciencia ganarse la confianza de los niños, pero estaban dispuestos a hacer lo que fuera necesario. En agosto pasado, Pam y Gary hicieron oficial la adopción y decidieron realizar todo un banquete pare celebrarlo.

A la ceremonia virtual asistieron los hijos biológicos de la pareja, Matthew, Andrew, Alexa, Sophia y Sam, cuyas edades oscilan entre los 20 y los 32 años. “Fue increíble”, dijo Pam a TODAY. “Trajimos una gran pantalla de televisión al parque para que todos pudieran ver, animar y estar seguros por el Covid-19. Había tanto amor ".

Aunque una segunda familia no había estado en sus planes, el desenlace de la historia no fue una sorpresa para los Will. "Fueron nuestros desde el momento en que vimos sus caras en la noticia", publicó Pam en Instagram.

Comentarios