viernes. 01.03.2024

Más de 16.000 niños en España crecen en centros de acogida y algunos pasan toda su infancia, hasta un total de 15 años, en ellos, sin saber lo que es vivir con una familia, según advierte la directora general de la Fundación Soñar Despierto, Marta Cuesta, que también apunta que en algunas comunidades autónomas sigue habiendo bebés en residencias, pese a que por ley no debería haber niños de 0 a 3 años en estos centros.

"Los niños no deberían estar en los centros o, por lo menos, no tantísimo tiempo institucionalizados porque, hay niños que están 14 y 15 años en una residencia y esto muchas veces es por una falta de priorización del acogimiento familiar frente a la residencia", ha manifestado Marta Cuesta, en una entrevista con Europa Press.

Con motivo del Día Mundial de los Derechos del Niño, Soñar Despierto organizó el pasado jueves una gala benéfica por la infancia tutelada para recaudar fondos y concienciar sobre la situación de los más de 16.000 menores que viven en centros de acogida en España.

Según ha recordado Cuesta, la ley, a día de hoy dice que no puede haber niños de 0 a 3 años en los centros de protección e, idealmente, se plantea que de aquí a 2026 ningún niño tutelado menor de 6 años viva en residencias. Sin embargo, la directora de la fundación Soñar Despierto apunta que la realidad es distinta.

"Lo que nosotros vemos es que, en según qué comunidades autónomas, sí que sigue habiendo bebés en residencias", ha precisado Cuesta. En concreto, indica que varía mucho de unas provincias a otras. Por ejemplo, señala que en Valencia, ven que no hay niños de 0 a 3 años, pero en Madrid y Barcelona "todavía sí que hay muchos".

"De hecho, nosotros tenemos voluntariado con bebés. Y, bueno, aunque sí que es verdad que son niños que tienen una salida más rápida en acogimiento familiar, la realidad es que todavía sí que hay bastantes centros de lo que se conoce como primera infancia, de cero a seis años, que están prácticamente al máximo de plazas", ha indicado. En todo caso, ha subrayado que el grueso de los menores que viven en estos centros tienen edades comprendidas entre los 15 y los 17 años.

Por ello, la fundación lleva más de 15 años trabajando con estos chicos que crecen en centros de acogida. En estos momentos, están presentes en Comunidad de Madrid, Cataluña y Valencia para que estos niños "tengan las mismas oportunidades que cualquier otro niño de su edad", tanto mientras están en el sistema de protección como cuando salen de este.

Entre otros proyectos, cuentan con programas de ocio para que los niños del sistema de protección puedan celebrar las Navidades o ir a campamentos de verano, y con programas de apoyo escolar.

Además, cuentan con un programa de voluntariado familiar a través del cual los chicos y chicas tutelados pueden pasar ratos de ocio con una familia para "que vean que pueden crear vínculos saludables con una familia, pierdan ese miedo a la familia, que al final es lo que a ellos les ha fallado y muchas veces sienten ese miedo y rechazo".

CREAR UNA CANTERA DE FAMILIAS DE ACOGIDA 

Por otro lado, también ayuda a "crear una cantera de familias" que se animen a optar por el acogimiento, y a que las familias tengan un primer contacto y no tengan que lanzarse "a ciegas" a "una realidad muchas veces tan desconocida" y a la que tienen "tanto miedo". "La típica frase que se dice: 'No, es que voy a tener un niño y luego me lo van a quitar'. Es tan desconocido el mundo del acogimiento familiar, que las familias no se atreven", ha precisado Cuesta.

En concreto, de las más de 100 familias que han participado en el programa, unas 20 ya se han interesado por programas de acogimiento en vacaciones y tres, por un acogimiento temporal o permanente con el mismo niño con el que estuvieron en el programa.

"Intentamos que todos ellos tengan una infancia y una adolescencia lo más normal posible, pero también lo más saludable posible, para que en un momento tan complicado, como ya de por sí es la adolescencia para muchos de nosotros, pues en un centro, en que todavía lo es más, pues que tengan acceso a un ocio más saludable", ha explicado Cuesta.

Asimismo, desde hace unos siete años, la fundación ha empezado a trabajar también con el grupo de los mayores, los que cumplen 18 años y que son conocidos como "extutelados".

EXTUTELADOS A LOS 18, UN SALTO AL VACÍO

"Vimos que nuestros niños se iban haciendo mayores y que se quedaban totalmente abandonados en un salto al vacío de la noche a la mañana. Entonces, ahí lo que apostamos también es, por un lado, por un programa de becas de estudio para que todos aquellos chicos que quieran continuar con su formación puedan seguir haciéndolo y no dejen de formarse por una falta de recursos económicos. Y luego también, a través de mentores y distintos voluntarios, somos parte de su red de apoyo para todo lo que puedan necesitar", ha puntualizado.

Así, ha detallado que les ayudan con la búsqueda de alojamiento, en casos de maternidad temprana o en todo lo que puedan necesitar. También les ayudan para que puedan continuar con sus estudios.

Precisamente, durante la gala benéfica del pasado jueves, se recaudaron más de 85.000 euros que irán destinados a financiar becas de estudio, que permitirán a más de 20 jóvenes continuar con su formación cuando salgan de los centros, ya sea para completar el Bachillerato, hacer Formación Profesional o una carrera universitaria.

"Estos niños, con 18 años, se ven obligados a ser adultos de la noche a la mañana", ha advertido Marta Cuesta, remarcando que ven vulnerado su derecho a continuar estudiando.

Como novedad este año, cuentan además con un programa piloto de alojamiento. Por el momento tienen dos pisos en Villaverde que acogen a un total de seis chicos.

"En España la edad media de emancipación a día de hoy está en 29 años y muchos aún así cuando nos emancipamos con 29 años lo hacemos siempre con el respaldo de nuestra familia detrás. Y sin embargo estos niños, porque no dejan de ser niños, cumplen 18 años y tienen cinco días, en el mejor de los casos, para salir al mundo real y buscar alojamiento, buscar trabajo, empezar a valerse por sí mismos", ha avisado.

Marta Cuesta, directora de la Fundación Soñar Despierto: "Sigue habiendo bebés en...