domingo 13/6/21

Los 180 usuarios de un comedor social en Galicia disfrutarán de un banquete de pulpo: Casi 30 kilos decomisados a un furtivo

20210414_093442
Pulpo decomisado
Las personas que habitualmente tienen que acudir al comedor social de San Francisco, en Pontevedra, podrán disfrutar en los próximos días un menú muy especial y suculento. Casi 30 kilos de pulpo que proceden de las capturas decomisadas a un mariscador furtivo. 
 
El hombre, de 42 años, fue pillado in fraganti por un Guardia Rural faenando entre unas rocas, en una zona entre Saiáns y Portiño, en Vigo (Pontevedra). El Guardia pidió el apoyo de una patrulla de la Policía Local y los agentes, con ayuda del vigilante de la Cofradía, estuvieron vigilándolo durante dos horas, ya que estaba en un punto de difícil acceso. Aguardaron hasta que el individuo decidió salir del agua. Fue entonces cuando lo interceptaron. 
 
Al llegar a la playa descubrieron que tenía en su poder un pulpo y varios peces. Pero, tras sospechar que sus capturas eran mayores y llevar a cabo una exhaustiva inspección de la zona rocosa, localizaron el resto del botín. En total 28,8 kilos de pulpo, entre ellos varios de tamaño ilegal (por ser demasiado pequeño) y también 3 kilos de centollas. Estas últimas pudieron ser devueltas al mar, pero el pulpo se donó a un comedor social. En concreto al hogar de San Francisco.
 
Esta institución da de comer cada día a unas 180 personas, así que toda ayuda es poca. Sus responsables cuentan que ya han congelado el pulpo y lo prepararán en los próximos días. 
 
Es una práctica habitual que las fuerzas de seguridad donen lo incautado a los furtivos a comedores sociales. Una vez cometida la ilegalidad, y cuando no es posible devolver las capturas al mar, al menos se les da un buen uso. Estas donaciones son muy bien recibidas ya que permiten, además, que los usuarios puedan disfrutar de menús con pescado y marisco que de otra forma, debido a sus altos precios, no podrían permitirse en este tipo de comedores.

Comentarios