martes. 21.03.2023

Club Trotacalles y Cruz Roja, paso firme contra la inclusión

El acuerdo entre entidades persigue la inclusión de personas refugiadas en la sociedad cordobesa mediante el deporte, a la vez que fomenta un compromiso social y contribuye a la formación integral del deportista
Seidi, junto a una parte de sus compañeros de las Escuelas Trotacalles
Seidi, junto a una parte de sus compañeros de las Escuelas Trotacalles

El deporte brinda un espacio idóneo para que la ciudadanía se comprometa y desempeñe un papel en la construcción de sus propios mundos sociales. De esta manera, la práctica deportiva derriba fronteras y elimina barreras cuando es inclusiva. Con ello, se erige un modelo basado en el compromiso social que erradica la marginación y la exclusión social. Bajo estas premisas, Club Trotacalles y Cruz Roja han alcanzado un acuerdo para que una persona del Programa de Atención a Personas Refugiadas en Córdoba forme parte de las Escuelas de Atletismo en la IMD Fontanar durante la temporada 2022/2023.

La participación del atleta se enmarca dentro de la responsabilidad social corporativa que desde hace varios años viene implementando el club de atletismo. “Pretendemos que una gestión inclusiva e igualitaria, el desarrollo de una vida de hábitos saludables y el compromiso social se convierta en un modelo de referencia a seguir por otras entidades”, declara Fernando Romero, presidente del Club Trotacalles.

El patrocinio de Coto Bajo ha facilitado el impulso de estas medidas sociales por parte del conjunto cordobés. “La promoción del deporte base, la inclusión de personas con discapacidad, así como el desarrollo de hábitos saludables en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 son la base del convenio entre Club Trotacalles y Coto Bajo”, razona Romero. Cruz Roja, en su propósito de mejorar las condiciones de vida de los más vulnerables, promueve acciones de muy diversa índole que tienden a fomentar la igualdad de oportunidades.

“Actuamos con las personas que están en riesgo de pobreza y exclusión social para que tengan las oportunidades y recursos necesarios para participar en la vida económica, social, cultural y deportiva en situación de igualdad”, explica Cándida Ruiz, presidenta provincial de Cruz Roja. Con grandes inquietudes formativas y laborales, la persona que se integra en las Escuelas Trotacalles no solo amplía su red social, sino que también satisface una serie de objetivos (ocupación productiva de su tiempo libre, realización de actividad física, aprendizaje del idioma…).

Club Trotacalles y Cruz Roja, paso firme contra la inclusión
Comentarios