martes. 16.04.2024

El hombre de 66 años quedó atónito cuando el personal del hospicio lo invitó a salir y le dijo que mirara hacia arriba.

Su familia había contratado a un piloto para que dibujara una carita sonriente en el cielo sobre Worcester, al suroeste de Birmingham, Inglaterra. El piloto acrobático Rich Goodwin dibujó hábilmente una enorme cara sonriente sobre Ray Stanton, un ex ingeniero de transporte.

Ray, que toda su vida tuvo una pasión por los aviones, disfrutó del espectáculo con su esposa, Angela, y su hijo y su hija. Ángela dijo que sus hijos recuerdan con cariño haber ido a espectáculos aéreos y museos con su padre, quien compartía sus amplios conocimientos con ellos.

La sorpresa se organizó con la ayuda del personal de St Richard's Hospice, donde el director ejecutivo Mike Wilkerson fue testigo de los preciosos momentos que se crearon para Ray y su familia.

“Este fue un momento tan especial para todos los que lo vieron. Nos sentimos privilegiados de haber ayudado a que esto suceda”. Ángela estaba agradecida por la compasión mostrada en el terreno y la amabilidad que se manifestaba en lo alto. “Ver la sonrisa en el cielo y luego mirar la sonrisa de Ray fue simplemente fantástico. “Hace tiempo que no lo veo sonreír. La atención aquí está por encima y más allá de cualquier cosa”.

Un aviador recibe un último homenaje con bonito dibujo en el cielo