martes 27/7/21

La vacuna de Oxford logra una robusta y esperanzadora respuesta inmune en las personas de mayor edad

Prf. Adorian Hill - Univ. Oxford
Prf. Adorian Hill - Univ. Oxford

Los primeros resultados del ensayo en fase III de la vacuna de Oxford y Astra Zeneca sugieren que el grupo más vulnerable a enfermedades graves y la muerte podría desarrollar inmunidad 

La vacuna considerada pionera en la carrera para proteger a la población mundial del Covid-19 ha producido una sólida respuesta inmune en las personas mayores, el grupo con mayor riesgo de contraer la enfermedad, según informa The Financial Times de fuentes próximas a la investigación..

El descubrimiento de que la vacuna que está desarrollando la Universidad de Oxford, en colaboración con AstraZeneca, desencadena anticuerpos protectores y células T en grupos de mayor edad, ha animado a los investigadores a buscar pruebas de que evitará que las personas en el futuro padezcan enfermedades graves o la muerte por el virus.

La edad se ha convertido en el principal factor de riesgo de un episodio grave de Covid-19. Sin embargo, el sistema inmunológico se debilita con la edad, lo que plantea la preocupación de que el mismo grupo que más necesita la protección de una vacuna pueda generar la respuesta menos eficaz a la misma.

Las personas que conocen los resultados de los llamados análisis de sangre de inmunogenicidad realizados en un subconjunto de participantes mayores dicen que los hallazgos se hacen eco de los datos publicados en julio que mostraron que la vacuna generó "respuestas inmunes robustas" en un grupo de adultos sanos de entre 18 y 55 años.

Los hallazgos anteriores mostraron que la vacuna indujo dos formas de respuesta inmune humana, generando tanto anticuerpos como células T, durante al menos 56 días, según un análisis publicado en The Lancet.

Las pruebas de inmunogenicidad positivas no garantizan que la vacuna finalmente resulte segura y eficaz en las personas mayores. Eso no se sabrá hasta que se hayan analizado los datos completos de los ensayos para este grupo de edad.

Sin embargo, los investigadores se han sentido alentados por el último desarrollo, cuyos detalles se publicarán en breve en una revista clínica. La Universidad de Oxford se negó a comentar.

Jonathan Ball, profesor de virología en la Universidad de Nottingham, dijo: “Si lo que tienen son datos que muestran que la vacuna genera buena inmunidad, medida en el laboratorio, en el grupo de edad mayor de 55 años, y eso también incluye buenas respuestas en las personas que son incluso más mayores aún, creo que es una señal prometedora ".

Sin embargo, advirtió que, si bien los buenos datos sobre inmunogenicidad son alentadores, "en última instancia, es crucial si la vacuna protege contra enfermedades graves y eso solo lo sabremos a partir de los ensayos de fase 3".

Una persona próxima a la investigación indicó que había optimismo de que la vacunación de grupos prioritarios como el personal del Sistema Nacional de Salud Británico (NHS), que trabaja en la primera línea de la lucha contra el Covid-19, podría comenzar a partir de enero.

Sin embargo, un funcionario restó importancia a ese rápido calendario, sugiriendo que todavía había considerables incertidumbres, incluido el momento y la solidez de los resultados de los ensayos de fase 3 y si se podría obtener la aprobación del regulador del Reino Unido, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios.

El jueves pasado, Patrick Vallance, asesor científico jefe del gobierno, dijo en una conferencia de prensa en Downing Street que, si bien el desarrollo de la vacuna avanzaba bien, “sigo siendo de la opinión de que la posibilidad de un uso más extendido de la vacuna no se producirá hasta la primavera de el próximo año".

Comentarios