sábado 12/6/21

Una niña de Cuenca con epilepsia es curada mediante una novedosa intervención con láser en Barcelona

Captura
Intervención de la niña coquense

María Sheyla es una niña de la localidad de Cuenca, que se ha beneficiado de un tratamiento pionero con láser para curar niños que sufren una epilepsia refractaria. Más de 20 niños de toda España han recibido ya esta técnica, que consiste en introducir una sonda en el cerebro de la pequeña y aplicar calor repetidamente sobre el foco que causa la epilepsia hasta destruirlo. María fue intervenida el verano pasado en el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona y desde entonces no ha vuelto a sufrir crisis epilépticas. La pequeña, había llegado a sufrir hasta 60 crisis en un día.

El Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona es el único hospital que presta asistencia sanitaria pública de España que aplica este tratamiento. Por este motivo, atiende pacientes de toda España, según ha informado el centro hospitalario en nota de prensa.

Esta técnica es menos invasiva y más segura que la cirugía tradicional (la craneotomía o apertura del cráneo) ya que permite una recuperación más tapida, pudiendo regresar el paciente a casa en el plazo de 24-48 horas, mientras que con la cirugía son 8 días.

Es un tipo de ablación que se utiliza especialmente cuando el foco de la epilepsia está localizado en zonas profundas del cerebro, a las que son difíciles de acceder y cerca de zonas de gran sensibilidad. Los cirujanos, además de para tratar la epilepsia tambien la usan para destruir pequeños tumores cerebrales y realizar desconexiones cerebrales y así evitar que una lesión en un hemisferio afecte al otro.

Más de 4.000 niños son diagnosticados con epilepsia en España. Uno de cada tres desarrolla una epilepsia refractaria, lo que significa que no responde al tratamiento farmacológico. La mitad de estos casos de epilepsia refractaria son potencialmente curables mediante cirugía. Una evaluación por parte de un equipo altamente especializado determinará, finalmente, si es candidato a cirugía.