martes. 21.05.2024

El Hospital General Universitario Santa Lucía ha acogido la defensa de la tesis doctoral del especialista en medicina de familia y comunitaria Alejandro García Ros que se centra en el análisis de la respuesta en el medio plazo de los nuevos tratamientos para la fibrosis hepática en pacientes con Hepatitis C.

En concreto, el trabajo de investigación ha estudiado durante cinco años la variación de la fibrosis hepática en pacientes con el virus de la hepatitis C tratados con fármacos antivirales de acción directa y ha concluido que la nueva pauta terapéutica ha logrado, tras alcanzar una respuesta viral sostenida, la regresión de la patología estudiada.

Para ello, se realizó un estudio analítico, observacional, unicéntrico y de cohorte en el que la muestra final estuvo compuesta por 248 pacientes con diagnóstico de infección crónica por el virus de la Hepatitis C curada, los cuales iniciaron el tratamiento con antivirales de acción directa entre enero de 2015 y diciembre de 2017.

El trabajo de investigación "Análisis de la variación de la fibrosis hepática mediante 'FibroScan' tras el tratamiento con fármacos antivirales de acción directa en pacientes con infección crónica por el virus de la hepatitis C" se encuadra dentro del Programa de doctorado de la Universidad Católica de Murcia (UCAM).

La tesis ha estado dirigida por el facultativo especialista adjunto del Servicio de Aparato Digestivo del Complejo Hospitalario Universitario de Cartagena, Senador Morán Sánchez, y el jefe de sección del Servicio de Anatomía Patológica del Complejo Hospitalario también, José García Solano.

Las complicaciones por el Virus de la Hepatitis C se asocian a estadios de fibrosis hepática avanzada. En este sentido, lograr la regresión de la fibrosis hepática es esencial para reducir la morbilidad y mortalidad causadas por el virus de la hepatitis C.

HEPATITIS C 

La prevalencia global de la infección crónica por el virus de la hepatitis C es del 0.8% y afecta a alrededor de 58 millones de personas en todo el mundo. Se han descrito ocho variantes genotípicas clínicamente relevantes y un total de 93 subtipos de este virus, teniendo cada genotipo viral una respuesta terapéutica distinta.

Alrededor del 30-35% de los pacientes infectados por este virus logran la eliminación espontánea del virus en aproximadamente seis meses. Por tanto, dos de cada tres pacientes desarrollarán una infección crónica por el virus de la hepatitis C, cuya larga duración favorece la aparición de fibrosis hepática. Se estima que la progresión a cirrosis hepática es del 16% a los 20 años y del 41% a los 30 años.

Avalan la eficacia de fármacos antivirales en la regresión de la fibrosis hepática