viernes. 23.02.2024

Investigadores del Institut de Recerca Biomèdica de Lleida (IRBLleida) han determinado en un estudio que el buen uso de la terapia con presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP) para tratar la apnea del sueño reduce el riesgo de sufrir episodios cardiovasculares y cerebrovasculares hasta en un 31%.

La revista 'Journal of the American Medical Association (JAMA)' ha publicado los hallazgos de este trabajo que ha estudiado una condición que afecta a entre el 20% y el 30% de la población adulta, y el 80% de las personas afectadas no están diagnosticadas, informa el IRBLleida en un comunicado este miércoles.

Se trata de un trastorno común y crónico caracterizado por la oclusión de las vías respiratorias superiores durante el sueño, que provoca carencia de oxígeno de forma intermitente, fragmentación del sueño y cambios en la presión intratorácica, y los afectados tienen un riesgo elevado de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Esta investigación demuestra que el cumplimento adecuado del tratamiento con CPAP (superior a cuatro horas de uso por noche) resulta un factor clave en la prevención cardiovascular secundaria y en la reducción del riesgo de recurrencia de un evento cardiovascular grave.

La investigación se ha realizado analizando tres estudios, que de manera individual no pudieron demostrar un efecto beneficioso del tratamiento, con información de 4.186 pacientes.

La terapia reduce el riesgo cardiovascular en las personas con apnea del sueño