domingo 13/6/21

Los servicios secretos de inteligencia británicos consideran que es muy probable que el COVID-19 saliera de un laboratorio

El servicio secreto británico investiga la posibilidad de que el Gobierno chino haya podido ocultar la procedencia real del virus. Esta teoría supone que un laboratorio chino podría haber estado experimentando con una cepa del virus SARS y pudo haber contagiado accidentalmente a la población. El servicio secreto de Estados Unidos también lo investiga.

cientifico-o-medico-bata-laboratorio-trabajando-laboratorio-biotecnologia_28283-1547
cientifico-o-medico-bata-laboratorio-trabajando-laboratorio-biotecnologia_28283-1547

Los servicios secretos británicos consideran muy probable que la pandemia actual tenga su origen en un laboratorio de investigación chino, como publicaba recientemente “The Sunday Times”, cuya fuente sostiene que es posible que nunca lleguemos a conocer el origen real del coronavirus. Virus que se ha cobrado cerca de 3,5 millones de vidas en todo el mundo.

De confirmarse esta teoría, estaríamos ante un accidente que se habría producido en el Instituto de Virología de Wuhan, aunque Pekín lo ha negado de forma insistente. Estados Unidos se une a la investigación, respaldada por el infirme de inteligencia publicado por el anterior presidente estadounidense Donald Trump en uno de sus últimos actos, donde sostiene que los trabajadores del Instituto de Virología de Wuhan ya se contagiaron de un virus similar al SARS-CoV2, el que ha causado la actual pandemia.

Según The Sunday Times, los servicios secretos están trabajando en colaboración con los estadounidenses para investigar la posibilidad de que el Gobierno chino haya ocultado el origen del virus.

El secretismo chino dificulta llegar a conclusiones sólidas. “Puede haber lagunas en las pruebas que nos lleven por un camino y pruebas que nos lleven por otro (...). Los chinos mentirán en cualquier caso. No creo que lo lleguemos a saber", afirmaba la fuente consultada por el diario británico.

 

Esto implicaría la manipulación y expermientación con una cepa del virus SARS que podría haber contagiado por accidente a la población. 

 

Joe Biden anunciaba su intención de redoblar esfuerzos para seguir investigando la teoría del laboratorio, además reconoció que la Inteligencia estadounidense está dividida entre esta teoría y la posible transmisión a partir de animales en el mercado de animales salvajes de Wuhan.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un informe sobre los orígenes del coronavirus, donde señaló que el patógeno es de origen animal y que no hay evidencia de que hubiera transmisión antes de diciembre de 2019 en Wuhan. 

 

 

Comentarios