lunes 24/1/22

Aislamiento domiciliario: determinante para controlar la pandemia y que no se cumple como debiera

Los expertos insisten en que si se continúa incumpliendo el aislamiento nunca se podrá controlar completamente la propagación

Sanitarios. Fuente: Pixabay
Sanitarios. Fuente: Pixabay

En el momento en el que una persona se contagia con la COVID-19 debe guardar cuarentena y mantenerse en aislamiento para evitar la propagación del virus SAR-CoV-2. Las autoridades sanitarias siempre insisten en lo importante que es llevar a cabo esta acción dado que puede salvar la vida de las personas. También se debe guardar aislamiento domiciliario cuando hemos estado en contacto con personas que tienen la enfermedad o mientras que esperamos los resultados de la prueba PCR

A pesar de las recomendaciones sanitarias, muchas personas incumplen esa medida de seguridad sanitaria y se saltan el aislamiento domiciliario. También cuenta que muchas personas que son positivo en la COVID-19 son asintomáticas o casi ni muestran síntomas compatibles con la enfermedad. Los epidemiólogos advierten que mientras se incumpla la medida del aislamiento no se podrá controlar por completo la situación pandémica que vivimos. Además, el hecho de que haya personas que no estén en aislamiento cuando deben prueba el incremento de casos que hay actualmente por COVID-19.

Según datos de la Generalitat de Catalunya, el 13% de los casos positivos que se diagnostican no guardan aislamiento. Mientras tanto, Antonio Zapatero, viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19, en Madrid, manifiesta que allí "no se están produciendo de forma adecuada los aislamientos de los positivos".

Por una parte, la ciudad de Zaragoza es la primera ciudad española que tiene patrullas que se dirigen a las casas de las personas que deben estar en aislamiento para comprobar que sí están en cuarentena. Por otra parte, las comunidades autónomas de Cataluña y Comunidad Valencia obligan a las personas que dan positivo en la enfermedad a firmar una declaración de responsabilidad con el fin de comprometerse a cumplir el aislamiento requerido. 

Según informa RTVE, el incumplimiento de esta norma es más frecuente entre los contactos estrechos que en los casos confirmados, incluso cuando la prueba haya dado negativa para ellos. Un problema que se agrava por la marcada brecha socioeconómica asociada al actual repunte de contagios, que ya se ha podido comprobar en ciudades como Madrid, Barcelona o Zaragoza. La epidemia tiene mayor incidencia en los barrios con las rentas más bajas, donde es más habitual la precariedad laboral y la falta de recursos. Factores que también pueden resultar decisivos para que alguien decida saltarse la cuarentena

No es lo mismo aislarse en una casa con varias habitaciones o baños separados, que en una vivienda donde se convive con mucha gente, y en la que el confinamiento puede resultar físicamente imposible. Además, incluso aunque pudieran aislarse convenientemente, muchos de estos casos no pueden permitirse ausentarse de sus trabajos. La imposibilidad de realizar la cuarentena porque paraliza la actividad laboral ha hecho que los cribados masivos apenas hayan tenido voluntarios en barrios como el distrito madrileño de Carabanchel.

El jefe del servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona. Antoni Trilla, declara que "hay gente que simplemente porque no puede, otros porque no quieren, o una mezcla de las dos cosas, no sigue las pautas de aislamiento, que en algunas poblaciones son especialmente complicadas". También añade: Va aumentando el volumen de casos y sobre todo le perdemos la pista a la cadena de contagios, por lo que entramos en la fase de transmisión comunitaria, que ya la hay en algunas zonas del país, aunque quizá todavía se puedan controlar, pero si se descontrola irá creciendo y a ver a qué nos enfrentamos en las próximas semanas". El doctor Trilla lo que intenta transmitir es que lo que debe primar es que la persona que esté contagiada o que haya tenido contacto con otra que tenga la enfermedad, guarde aislamiento.

La detección precoz de los casos y el rastreo de contactos seguirán siendo dos de los pilares más importantes en el control de la epidemia, pero estarán incompletos si no se cumple con este tercer requisito, según la información de RTVE. El Gobierno ha puesto a disposición de las comunidades autónomas 2.000 profesionales de las Fuerzas Armadas para realizar labores de rastreo, además de pedir a las regiones que no lo hayan hecho que implanten la aplicación digital 'Radar COVID'. Sin embargo, los expertos advierten de que todo esfuerzo será inútil mientras no se cumplan los aislamientos.

Aislamiento domiciliario: determinante para controlar la pandemia y que no se cumple...
Comentarios