martes. 23.04.2024

La vacuna de Pfizer ha vuelto a alarmar al mundo con un nuevo inconveniente alérgico, esta vez producido en una sanitaria de los Estados Unidos, la cual presenta una anafilaxis, de la misma manera que los dos médicos que tuvieron una reacción alérgica con la vacuna contra el Covid-19 en el Reino Unido, según han explicado las autoridades alaskeñas en un comunicado oficial en rueda de prensa.

Todos los afectado por esta reacción alérgica a la vacuna sufrieron una reacción anafiláctica, de cuyos síntomas destacan la erupción cutánea, nauseas, vómitos y las dificultades respiratorias, que de no llegarse a tratar a tiempo de inmediato puede llegar a producir la perdida de conocimiento de la persona y en los casos más extremos hasta la muerte de los mismos.

El doctor Lindy Jones, encargado de atender a la mujer afectada por la reacción anafiláctica, comentó en rueda de prensa que la reacción alérgica comenzó alrededor de 10 minutos después de que la vacuna se le fuese administrada a la sanitaria el pasado día martes 15 de diciembre. La paciente comenzó desarrollando un sarpullido rojo y fue trasladada de inmediato a la sala de urgencias del hospital regional Bartlett, de la ciudad de June en Alaska. La sanitaria acudió allí para inmunizarse con la vacuna conta el Covid impulsada por el gobierno estadounidense.

Una vez a en urgencias, la mujer comenzó a presentar las dificultades respiratorias propias de este tipo de reacciones alérgicas, además de la extensión del sarpullido al rostro y el resto del torso. Su ritmo cardiaco se aceleró a causa de la reacción, hecho que llevó a los médicos a aplicarle un tratamiento con  epinefrina y otros medicamentos de inmediato.

Finalmente, los médicos identificaron los acontecimientos como una reacción anafiláctica causada por la administración de la vacuna y la dejaron ingresada en el hospital, en la unidad de cuidados intensivos para analizar su evolución y estar observada, aunque la médica se encuentra ya prácticamente en perfectas condiciones y recuperada.

Varios sanitarios de diversos países sufren reacción alérgica a la vacuna de Pfizer