jueves 2/12/21

La pandemia global ha supuesto una reformulación de todo lo conocido. Los hospitales se convirtieron en un escenario para la tragedia, del que hoy rescatamos hálitos de esperanza.  En las salas de parto, la vida continúa abriéndose camino.

La irrupción de la COVID-19 aceleró los protocolos. Tan sólo unas horas después del parto, las madres ya estaban saliendo del hospital y abriendo de nuevo la puerta de casa con sus bebés en brazos. Un pensamiento era común a todas sus historias: afrontar los primeros días de maternidad confinadas, lejos del apoyo profesional y de sus seres queridos, llenas de dudas sobre el postparto, la lactancia o la crianza, y de miedo por los riesgos de la COVID-19 en ellas y sobre todo en sus bebés. Con el estado de alarma se suspendieron las consultas médicas y los talleres para padres y madres, también los encuentros con familiares y amigos. 

Diversos hospitales han hecho un seguimiento semanal a las pacientes embarazadas, algunas de ellas enfermas de COVID-19. 


Acompañamiento al móvil

El simple acompañamiento de otras mujeres a través del teléfono móvil ha sido fundamental para el bienestar de aquellas que se han convertido en madres durante el confinamiento, pero también para las que atraviesan etapas más avanzadas de la crianza.

Las redes de apoyo mutuo entre madres ya existían antes del confinamiento, no obstante la distancia social impuesta por la pandemia ha hecho surgir otras nuevas por toda España, revelando o la necesidad de invertir más recursos en este tipo de alianzas. Para dar esta asistencia emocional, las matronas de Aragón han trabajado con el correo corporativo y el teléfono. 

Otra iniciativa similar se ha llevado a cabo en la provincia de Alicante, donde el colegio de enfermería, junto con matronas de todos los centros ,decidieron aunar fuerzas desde el pasado 1 de abril para lograr atender todas las consultas de madres en un plazo de 24 horas. 


Las redes de apoyo mutuo han jugado un papel decisivo en el soporte emocional de estas mujeres.

Redes de apoyo para las madres primerizas en la soledad del confinamiento
Comentarios