sábado. 25.05.2024

"Por cada ahogado muerto, entre 3 y 5 personas requieren de los servicios de urgencias para un tratamiento para mitigar el ahogamiento. Así, esta cifra de muertos hay que multiplicarla por 5, porque hay personas que se ahogan pero que no se mueren y desarrollan morbilidades o consecuencias en el largo plazo. Lo que nosotros conocemos es la punta del iceberg", señala Roberto Barcala, coordinador del grupo de Socorrismo de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias, para una entrevista para Europa Press. 

Antes de que pueda suceder el accidente, lo primero que debemos hacer, asegura, es actuar en prevención: desde escuelas, la casa, medios de comunicación. Que el ahogamiento no sea un problema estacional, "sino un hecho que debe estar igual de presente que por ejemplo la seguridad vial". 

Algunas de las recomendaciones que aporta para prevenir los ahogamientos son: 

  1. Información: ¿dónde estamos?, ¿hay seguridad cerca?, ¿me puedo bañar aquí? 
     
  2. Ir a lugares que estén en vigilancia, para evitar el riesgo. 
     
  3. Respetar las señalizaciones, colores de las banderas. 
     
  4. Nunca bañarse solo. Nos podríamos marear y ahogarnos por ello. 
     
  5. Si somos nadadores, ir con un elemento de visibilidad que nos señales para evitar que las embarcaciones puedan colisionar contra nosotros. 
     
  6. Un brazo de distancia con los niños dentro del agua. Nunca se deben bañar solos. 
     
  7. Saber nadar no es un salvoconducto para que los niños no se ahoguen. 
     
  8. Las piscinas en los hogares deben tener cuando no son supervisadas una barrera perimetral o alguna protección para que los niños no puedan acceder. Si estás en tu casa y falta tu niño donde primero que debes buscar es en la piscina.

¿Qué hacer si una persona se está ahogando?