viernes. 02.12.2022

¿Qué hacer para disminuir la caída del pelo?

La estación del otoño se caracteriza principalmente por las alergias y la caída del cabello. Es un hecho que durante esta época se agudiza esta caída y observamos más cantidad de pelo en los peines y cepillos, así como en la ducha. Es un proceso natural, en el que no hay por qué alarmarse, pero sí que es cierto que para muchos hombres y mujeres supone un problema. Para reforzar el cabello, podemos optar por lavárnoslo con champús anticaída, que contribuirán a reducir considerablemente dicha caída. Además de ello, es crucial seguir una serie de consejos para prevenir este proceso en gran medida. En este artículo podréis encontrar cuáles son.

Si tenemos el pelo largo, no deberemos desenredarlo si está húmedo

Aunque parezca mucha cantidad, diariamente caen alrededor de un centenar de cabellos y otros 100 vuelven a crecer como ciclo natural de los folículos. Este dato dependerá de cara persona y de la cantidad de pelos que tenga, pero en líneas generales este es el dato. Es decir, encontramos también factores externos que dependen directamente de cada persona. En este caso, nos referimos a llevar una mala alimentación o vivir situaciones de estrés que no gestionamos debidamente.

Cada tipo de cabello tiene unas características concretas, por lo que acudir a un dermatólogo será primordial para que nos puedan comentar cuál es nuestro cabello y qué peculiaridades tiene.  Uno de los mejores consejos que podemos llevar a cabo es el de descansar correctamente para así favorecer el buen funcionamiento del organismo. Si observamos que tenemos problemas para conciliar el sueño, es recomendable tomar alguna infusión o té para conciliar el sueño, hacer yoga para relajar el cuerpo o tomar algún suplemento natural como la melatonina o el triptófano, unos 30 min antes de ir a dormir.

Estos suplementos naturales junto con los té e infusiones, los encontramos fácilmente en una farmacia online o una parafarmacia física, incluso en algunos supermercados o herboloarios

Siguiendo con los consejos, debemos hablar también de la importancia que tiene la correcta higiene del cabello en sí. Lavar el cabello es de gran importancia, pero debemos ser conscientes de que hacerlo diariamente podría ser perjudicial. Lo ideal es utilizar champús que se ajusten a las necesidades de nuestro cabello y cuero cabelludo. Deberemos tener una rutina semanal lavándolo de 2 a 3 veces por semana, haciéndolo de manera suave y sin restregar en exceso.

Otro tip muy importante para las personas que tienen el cabello largo, es el de no desenredarlo cuando esté húmedo. Las prisas no son buenas y para el cabello, menos. Si vamos a lavarnos el cabello, lo haremos en momentos del día en los que tengamos tiempo, para poder esperar a que se seque con la toalla y esté menos mojado. Así, permitiremos al cabello que se haga más fuerte.

Otra idea errónea es la de rascarse el cuero cabelludo. A menudo, por estrés o por patologías de la piel, podemos sentir cierto escozor o picor en el cuero cabelludo. Lejos de rascarnos con fuerza, lo que debemos hacer es tratar de masajear la zona y aplicar productos concretos que calmen esas sensaciones. Igualmente, al lavarnos optaremos por un suave masaje durante 3 o 4 minutos.

Es aconsejable no aclarar el cabello con agua caliente

Ahora que llega el frío, es lógico que las duchas calentitas sean las mejores aliadas para disminuir esa sensación. Sin embargo, para el cabello es preferible optar por una temperatura más fresca. Si no tenemos problema, para enjuagarnos el cabello elegiremos agua fría para reforzar el cabello. Si observamos que el cabello está pobre, la mejor opción es aplicar al final de cada lavado acondicionadores o sérums que ayuden a que el pelo crezca más fuerte y sano.

Por otro lado, tenemos la opción de cepillarnos el cabello asiduamente. Es una sensación súper agradable y, además de relajarnos, estimularemos la circulación sanguínea de nuestro cuero cabelludo por el masaje que haremos con las púas de nuestro peine. Si padecemos problemas de caspa o grasa, emplearemos productos de higiene capilar que se enfoquen a dicho problema. En este caso, no deberemos hacer caso a amigos o familiares que nos comenten si una determinada marca les ha funcionado. Cada cuero cabelludo y cabello reaccionan de una forma distinta a cada producto. Por ello, lo más indicado es ser nosotros mismos quienes hagamos la prueba para ver cómo nos está funcionando un producto concreto.

Por último, trataremos de no abusar de secadores ni de planchas de pelo. A todos nos gusta lucir lo más perfectos posible, pero sí que es cierto que este tipo de productos debilitan el cabello, especialmente las planchas de pelo.

Como podemos observar, frenar la caída del cabello es posible si se sabe cómo. Ahora que conocemos cuáles son los consejos a tener en cuenta, es el momento de ponerlos en práctica para disfrutar de un cabello fuerte, bonito y sobre todo, sano.

¿Qué hacer para disminuir la caída del pelo?
Comentarios