lunes. 22.04.2024

Por primera vez en Europa se implanta un marcapasos sin cables a un bebé

La Unidad de Arritmias junto con los servicios de Cardiología Pediátrica y Cirugía Cardíaca del Hospital Universitari i Politècnic La Fe de València ha implantado con éxito, por primera vez en Europa, un marcapasos sin cables habilitado para el uso en niños, a un neonato de bajo peso

Personal del Hospital La Fe implanta por primera vez en Europa un marcapasos sin cables a un bebé prematuro de bajo peso - GVA
Personal del Hospital La Fe implanta por primera vez en Europa un marcapasos sin cables a un bebé prematuro de bajo peso - GVA

El bebé, de apenas kilo y medio, presentaba un bloqueo auriculoventricular congénito completo. Un hecho que, según ha explicado el jefe de sección de la Unidad de Arritmias, Joaquín Osca, le provocaba una bradicardia severa que ponía al menor en una situación de riesgo vital.

La presencia del bloqueo cardíaco, ha continuado Osca, "obliga al implante de un marcapasos para garantizar una frecuencia cardíaca adecuada a las necesidades del paciente". El implante de un marcapasos en edad neonatal se realiza a través de un acceso quirúrgico, ya que el implante percutáneo, el normal en adultos, no es posible, ha indicado la Generalitat en un comunicado.

De hecho, los marcapasos disponibles en la actualidad están diseñados para su uso en adultos, por lo que su tamaño es grande para un neonato. Por este motivo, el marcapasos que se ha implantado es una adaptación del marcapasos más pequeño existente: el marcapasos micra, un marcapasos miniaturizado que se implanta dentro de la cavidad cardíaca en adultos.

En neonatos, ha añadido el doctor, "no se puede implantar este tipo de marcapasos en el interior de una cavidad cardiaca, por su tamaño, por eso necesita de un cable epicárdico, que es lo que normalmente se utiliza en este tipo de paciente".

Por este motivo, se ha realizado una modificación en el diseño para su uso concomitante con el cable que se implanta en el bebé mediante un acceso quirúrgico.

La utilización de este dispositivo ha requerido la autorización de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) que, tras analizar las distintas opciones disponibles, ha autorizado su implante como uso compasivo. Dicha autorización ha permitido el traslado del marcapasos desde los Estados Unidos.

Por primera vez en Europa se implanta un marcapasos sin cables a un bebé