viernes. 23.02.2024

El Hospital Clinic de Barcelona se ha convertido en el primero en la historia de España en realizar con éxito un trasplante de riñón a un paciente de 90 años. El anciano, Agustí Rovira, sufría de una insuficiencia renal crónica, y estaba en programa de hemodiálisis, llevando 4 años en lista de espera. Tras unas semanas de haberse hecho la cirugía, el paciente se encuentra bien y en fase de recuperación, con una mejor calidad de vida que antes de la intervención.

El trasplante realizado en el pasado mes de agosto, fue llevado a cabo por profesionales del Servicio de Urología del Clínic, dirigidos por el doctor Antonio Alcaraz, y de la sección de trasplantes del Servicio de Nefrología, dirigida por Fritz Diekmann, mientras que la encargada al mando de la operación fue Mireia Musquera.

El doctor Alcaraz destacó que "la complejidad de un trasplante de estas características es un hecho excepcional que demuestra la gran capacidad humana y técnica que existe en el Clínic con el objetivo de individualizar los tratamientos y mejorar la calidad de vida de los pacientes con insuficiencia renal crónica".

Mientras tanto Fritz Diekmann asegurando que "hoy en día no hay barreras de edad para la donación y el trasplante de riñón, pues la posibilidad de trasplantar depende mucho más de la edad biológica que de la cronológica. La mejora en la calidad de vida del paciente trasplantado es abismal, a pesar de su avanzada edad".

Agustí Rovira explicó que tenía una vida muy activa antes del trasplante, y que era un amante de los viajes, pero poco a poco empezó a sentirse más cansado, que cuando fue revisad por el equipo de urología, le descubrieron unos pequeños nódulos en el riñón, que de entrada no tendrían por que provocarle ningún tipo de complicación grave.

Los problemas de riñón continuaron con el paso de los años y Agustí entró en diálisis, donde duró 5 años y 3 meses, hasta llegar la operación. Nunca perdí la esperanza de que un día pudiera someterme a un trasplante de riñón", ha asegurado el anciano, que ha rememorado cómo la uróloga que le operó, Mireia Musquera, le llamó a primera hora de la tarde y le dijo que "había llegado el momento y que ya podía venir hacia el hospital".

"Afronto la vida sin pensar en la fecha de caducidad. No he perdido la curiosidad y no me acuesto si tengo una duda histórica, lingüística ... No quiero dejar cosas pendientes. No sabemos si este trasplante me ha alargado la vida, pero ya puedo decir que me ha dado calidad de vida", ha concluido.

Por primera vez en España trasplantan con éxito un riñón a anciano de 90 años