miércoles. 22.05.2024
La investigación se centra en partos por cesárea, el dolor y la contracción uterina

Premiado un estudio sobre el contacto piel con piel entre madre y recién nacido

El enfermero sevillano José Miguel Pérez Jiménez, que trabaja actualmente como supervisor de Enfermería en la Unidad de Anestesia y Reanimación del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, ha logrado el XXXVI Premio de Investigación de Enfermería ‘Enfermera Nanda Casado Salinas’ por su estudio titulado ‘Efecto del contacto piel con piel en el control del dolor en cesáreas, ensayo clínico aleatorizado’, que evidencia que este contacto tiene efectos positivos sobre el dolor y la contracción uterina de las madres.

 

Este tradicional premio convocado por el Colegio Oficial de Enfermería de Córdoba, rebautizado por primera vez como ‘Enfermera Nanda Casado Salinas’ en homenaje a la enfermera cordobesa fallecida por COVID-19 -y que por tercera vez en sus 36 años de historia se ha abierto a la participación de todos los profesionales de Enfermería de Andalucía-, está dotado con 1.000 euros y ha sido entregado recientemente en el marco de los actos organizados con motivo de la inauguración oficial de la nueva sede del Colegio cordobés, con la asistencia de destacados profesionales y representantes de instituciones y organizaciones relacionadas con la investigación; así como con Alberto Castro, de Fundaciones Cajasur, colaboradora de estos Premios.

El objetivo del estudio de investigación ganador de este Premio, según explica el también enfermero especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria, es “determinar si el contacto piel con piel en cesáreas tiene efectos positivos en la madre sobre el control del dolor y la contracción uterina. Se obtuvieron datos que mostraron una elevada significación estadística en la disminución de la sensibilidad del dolor y en el aumento de la contracción uterina”, ya que el contacto piel con piel se relaciona con mayores sentimientos de satisfacción de la madre, en relación con la experiencia vivida con esta técnica de parto.

A raíz de este trabajo, este enfermero indica que las Unidades de Obstetricia y Ginecología, Pediatría, y Anestesia y Reanimación del Hospital Virgen Macarena de Sevilla han participado en el diseño e implantación, desde enero de este año, de un Protocolo de Cuidados Postoperatorios y Contacto Piel con Piel tras cesárea. “Se ha dotado de infraestructura una parte del hospital y se han establecido unos estándares de calidad y seguridad para que la madre, siempre que reúna unas condiciones favorables, pueda permanecer en una habitación junto a su hijo y al padre u otro familiar que ella elija”, ha señalado José Miguel Pérez, tras recoger el premio de manos del secretario del Colegio de Enfermería de Córdoba, Pedro Jesús Carmona.

Mejor proyecto de investigación

Por su parte, la XXIX Convocatoria de Proyectos de Investigación de Enfermería, dotada con 3.500 euros, ha sido para la Unidad de Perfusión del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, compuesta por Ignacio Morales Cané, como enfermero investigador principal, y por los enfermeros Agustín Elías Fuentes, María Inmaculada Cabrera Arenas y Javier Cáliz Fuentes; por su proyecto sobre la ‘Interacción de la Circulación Extracorpórea con la degradación del glucocálix endotelial y enolasa’, cuya distinción ha sido entregada por la presidenta del Colegio cordobés, Natalia Pérez, que ha resaltado este trabajo como ejemplo de “investigación de calidad y de trabajo en equipo”. En este caso, de enfermeros perfusionistas, que son los responsables de mantener la circulación y oxigenación del paciente mientras el corazón está inactivo durante una cirugía cardiaca.

Este proyecto centra sus esfuerzos en comprender cómo la circulación extracorpórea impacta en los vasos sanguíneos, especialmente en la degradación de la capa de proteínas que reviste el endotelio vascular, llamada glucocálix, para así poder comprender mejor su impacto en la circulación extracorpórea.

Como explica Ignacio Morales Cané, con esta investigación “se pretende evaluar y determinar las intervenciones durante la circulación extracorpórea que ayuden a disminuir los efectos adversos de la respuesta inflamatoria, con el objetivo de reducir la estancia en UCI, la estancia hospitalaria, y mejorar los resultados en cuanto comorbilidad, garantizando una recuperación más efectiva y mejorada a nuestros pacientes”.

En el acto de entrega de estas distinciones, la presidenta del Colegio ha resaltado la calidad de los trabajos premiados, destacando que el Colegio “se enorgullece de promover y fomentar la investigación en Enfermería, ya que creemos firmemente en el papel crucial que desempeña en el avance de nuestra profesión y en la mejora de la calidad de atención al paciente".

Accesit de Investigación

Asimismo, la enfermera María del Rocío Jiménez Mérida, profesora en la Facultad de Medicina y Enfermería de la Universidad de Córdoba (UCO), ha obtenido la segunda categoría del Premio de Investigación, el Accésit de Investigación, dotado con 300 euros y dirigido a la mejor ponencia o comunicación presentada en algún acto científico de Enfermería, por su trabajo sobre el ‘Aborto espontáneo y Enfermería: proporcionando cuidados holísticos a la familia’.

Este trabajo se presentó en formato de comunicación oral en el 27º Encuentro Internacional de Investigación en Cuidados que se celebró el pasado año en Valladolid, y se centra en herramientas para mejorar el cuidado de madres y familias que han sufrido un aborto espontáneo. Manuel Romero Saldaña, miembro del grupo de Asesoramiento de Investigación del Colegio y vicedecano de Calidad de la Facultad de Medicina y Enfermería de la UCO, ha sido el encargado de entregar este galardón.

“Muchas madres -afirma María del Rocío Jiménez- sufren en silencio la pérdida del bebé debido al tabú social que existe en el primer trimestre de embarazo, donde no comparten la noticia con su entorno por miedo ‘a lo que pueda pasar’. Por este motivo, es esencial que las enfermeras acompañemos durante todo el proceso a estas madres y sus familias, preservando su salud emocional con cuidados de calidad y basados en la evidencia científica”.

Premiado un estudio sobre el contacto piel con piel entre madre y recién nacido