miércoles 19/1/22

La otitis se trataba igual en la Edad Media que ahora

Investigadores de la UAB han documentado que los médicos de la Edad Media ya intervenían las complicaciones de las otitis y usaban cataplasmas de acetato de cobre para evitar infecciones y ayudar a la cicatrización.
Perforación de unos 12 mm de diámetro detrás del orificio del oído derecho. Universidad Autónoma de Barcelona.
Perforación de unos 12 mm de diámetro detrás del orificio del oído derecho. Universidad Autónoma de Barcelona.

La investigación, publicada en el International Journal of Paleopathology, ha analizado el cráneo de un niño de unos 12 años de la época medieval enterrado mediante el ritual islámico en la Vall d'Uixó, en Castellón, y que presenta una lesión compatible con una perforación por otitis.

Según los investigadores, las diferentes interpretaciones de los resultados del trabajo incorporan novedades al registro paleo-otológico en el ámbito de la medicina que se practicaba de la Edad Media. Y ha revelado algunos de los conocimientos médicos y farmacológicos de los que disponían para tratar una enfermedad de estas características.

Aunque la conservación y observación de las estructuras del oído medio es muy difícil en los restos esqueléticos y la interpretación de posibles lesiones en ellos no está exenta de complicaciones, en esta ocasión han podido analizar el cráneo del menor, que tenía una perforación de unos 12 milímetros de diámetro máximo situada justo detrás del agujero de la oreja derecha.

Los expertos vieron que la perforación estaba rodeada de una coloración verdosa y las radiografías realizadas permitieron identificar indicios de mastoiditis, una complicación de la otitis de oído medio que provoca la aparición de pus en las celdas aéreas de la apófisis mastoides.

Del mismo modo, la observación microscópica de sus estructuras permitió detectar indicios de una grave infección. Según los investigadores, "las características de la perforación la hacen compatible con una mastoidectomia, operación que todavía se lleva a cabo para tratar la mastoiditis".

Por otra parte, la coloración verdosa que encontraron alrededor de la perforación, y que no estaba presente en la zona de la oreja izquierda, la han interpretado como la posible aplicación de acetato de cobre en forma de cataplasma.

Esta sustancia, también conocida como verdigrís, es mencionada en numerosos tratados medievales, sobre todo de medicina islámica, como especialmente indicada en farmacología para tratar heridas, facilitar la cicatrización y prevenir infecciones.


"La lesión observada y sus posibles interpretaciones son nuevas en el registro paleopatológico, sobre todo en el campo de la otorrinolaringología, y pueden ayudar a identificar casos futuros de cualquier otra cronología. Además, este caso tiene implicaciones muy interesantes para investigar sobre los conocimientos médicos, el acceso a la medicina y los fármacos en el mundo medieval islámico y de la Península Ibérica", concluyen los investigadores.

 

La otitis se trataba igual en la Edad Media que ahora
Comentarios