viernes 25/9/20

La OMS recomienda el uso generalizado de mascarillas cuando no se garantice la distancia de seguridad

Persona con mascarilla
Fuente: Twitter
Persona con mascarilla Fuente: Twitter

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha actualizado sus orientaciones sobre el uso de mascarillas dentro de las medidas de contención de la pandemia de coronavirus y ahora recomienda su uso de forma generalizada en zonas con transmisión comunitaria cuando no se pueda guardar la distancia de seguridad.

En la rueda de prensa de este viernes sobre la pandemia, el director general de la agencia santaria de la ONU, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha explicado que la decisión se ha tomado "basado en pruebas que van evolucionando".

Hasta ahora, la OMS solo recomendaba el uso generalizado de mascarillas para sanitarios y cuidadores de enfermos de la COVID-19 así como en los propios infectados para evitar nuevos contagios.

Sin embargo, en las últimas semanas numerosos países -entre ellos España- han ido decretando el uso de los tapabocas a toda la población en el espacio público cuando no se pueda mantener una separación entre persona y persona de una distancia de al menos un metro (que algunas autoridades elevan a dos metros).

La OMS dice que ahora cuenta con estudios científicos que avalan el uso de las mascarillas como "barrera efectiva" para impedir el paso de las gotitas por las que se propaga el coronavirus y ha concretado los materiales con los que se tienen que elaborar, con tres capas de tejido, el de enmedio absorbente. Por eso en la documentación las denomina mascarillas textiles, a diferencia de las médicas o quirúrgicas o de otro tipo.

"¿Por qué la tela? Porque las mascarillas quirúrgicas deben ser guardadas para el personal sanitario", ha explicado la experta del Departamento de Emergencias Sanitarias de la OMS, April Beller, a la agencia Efe no sin advertir que "la distancia es la mejor prevención que existe".

No obstante, se debe hacer una excepción para las personas de más de 60 años o que padecen enfermedades crónicas, a quienes ahora la OMS también recomienda el uso de mascarillas médicas, precisa la agencia.

En este sentido hay que lavarse o desinfectar las manos antes de colocarlas, y si se usan por poco tiempo --por ejemplo, para un trayecto en autobús-- pueden ser guardadas en una bolsa de plástico para volverlas a utilizar luego. Otro aspecto a tener en cuenta es que si están muy estiradas, no funcionan; que deben cubrir nariz, boca y mentón, y que deben estar bien pegadas al rostro por todos los lados.

Comentarios