sábado. 25.05.2024

A pesar de ser noticia ahora y estar en boca de todos, la nueva cepa del coronavirus ya era algo que se conocía desde antes de comenzar el mes de diciembre. En Gibraltar por ejemplo, se conocía desde noviembre, pero no ha sido hasta que el Reino Unido lo ha reportado cuando ha empezado a crearse conciencia sobre esta mutación. 

Lo ha reconocido el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ante el Parlamento de Gibraltar. "Puedo decir a la Cámara que parece que un paciente se manifestó con la nueva variante en noviembre, pero que parece que hemos dominado ese foco en particular", recoge un comunicado del gobierno gibraltareño, a lo que ha añadido "No está claro que otros focos de la nueva variante no estén presentes en Gibraltar o en el resto de Europa meridional, o en Europa en su conjunto"

El Gobierno de Reino Unido confirmaba, este lunes, que se ha detectado la nueva variante del coronavirus en Gibraltar, donde precisamente se han reforzado las restricciones tras el incremento de contagios detectado durante la última semana.

Concretamente, dentro de la batería de medidas para intentar limitar los contagios se incluye el cierre de los locales de entrega de alimentos preparados hasta el 11 de enero y la obligatoriedad del uso de mascarilla en lugares públicos. De la misma manera,, se limita el aforo de comercios y se cierran los gimnasios. El Gobierno, además, ha indicado a las familias a evitar llevar a sus hijos a clase este lunes y este martes y ha prohibido las visitas a residencias de mayores.

La variante originada supuestamente en Inglaterra ha derivado en una cascada de restricciones en países de todo el mundo y, en el caso de España, se limitarán los vuelos procedentes de Reino Unido para que solo puedan entrar ciudadanos españoles o residentes.

La nueva cepa del coronavirus ya se había detectado en Gibraltar antes de diciembre