sábado 4/12/21

El mundo sanitario homenajea a Pau Donés en el que habría sido su 55 cumpleaños

Los profesionales del Hospital Universitario Vall d´Hebron y Vall d´Hebron Instituto de Oncología en el homenaje a Pau Donés
Los profesionales del Hospital Universitario Vall d´Hebron y Vall d´Hebron Instituto de Oncología en el homenaje a Pau Donés

Coincidiendo con el día de su cumpleaños, Pau Donés habría cumplido hoy 55 años, profesionales de los centros sanitarios que tuvieron contacto con el cantante a lo largo de los cinco años que convivió con el cáncer de colon se han desplazado en Montanuy (Huesca), pueblo de los Pirineos de donde era originario su padre, para rendirle homenaje. Médicos y médicas y personal enfermero y de investigación del Hospital Universitario Vall d’Hebron y del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), el Complejo Hospitalario Moisès Broggi, el Instituto Catalán de Oncología, y Aran Salut han participado en la presentación de una placa en memoria de Pau Donés en Montanuy. Asimismo, la alcaldesa de Montanuy, Esther Cereza, ha inaugurado un mirador y una escultura en honor al cantante. 

“Queremos agradecer a los profesionales sanitarios haber elegido Montanuy para recordar su figura, él había veraneado aquí y había venido a inspirarse para escribir sus canciones”, recuerda Cereza: “Pau Donés fue un embajador de nuestro pueblo, lo considerábamos uno más”, añade. El productor de Jarabe de Palo, Micky Forteza-Rey, ha puesto la banda sonora interpretando canciones del grupo como Me gusta cómo eres y, junto con el Dr. Domenico Sabia, cirujano del Complejo Hospitalario Moisès Broggi, DependeDéjame vivirValiente y Eso que tú me das. Cristina Gruas, prima de Pau Donés, ha hecho de presentadora del emotivo acto de homenaje.

“Pau quiso conocer desde el principio la base biológica de su enfermedad, entendió todos los procedimientos médicos y quirúrgicos a los que se sometió e incluso participó en estudios clínicos que permitieron impactar de forma significativa en el pronóstico de la misma y preservar una gran calidad de vida. Este debe ser el abordaje en el tratamiento del cáncer y es nuestro objetivo fundamental con todos nuestros enfermos”, recuerda la Dra. Elena Élez, su oncóloga en el Hospital Universitario Vall d’Hebron e investigadora del Grupo de Tumores Gastrointestinales y Endocrinos del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO). La Dra. Élez destaca de Pau Donés la valentía y generosidad. El cantante ayudó a desestigmatizar el cáncer al mantener su presencia pública en la recta final de su enfermedad.

“Pau Donés, que era una persona muy inteligente, fue consciente de que tenía un tumor muy especial y sintió la necesidad de ayudar a la gente de dos maneras: haciendo difusión desmitificando la enfermedad y recaudando fondos para la investigación con el documental, conciertos y eventos”, resume el Dr. Ramon Charco, jefe del Servicio de Cirugía hepatobiliopancreática y Trasplantes de Vall d’Hebron y miembro del equipo que le operó en septiembre de 2015 junto con la Dr. Elena Elez, el endoscopista Joan Dot y el radiólogo Xavier Serres. El Dr. Charco compartía con Pau Donés la pasión por la montaña: “Era una persona entrañable, muy vital, y un paciente muy disciplinada”, resume.

La actitud positiva de Pau Donés y el alto grado de conocimiento de la enfermedad que padecía también impactaron al Dr. Pedro Barrios, ex jefe de la Unidad de Cirugía Oncológica del Complejo Hospitalario Moisés Broggi, y experto consultor, que operó a Pau Donés en varias ocasiones con su equipo. “La determinación y entereza de Pau al abordar su enfermedad, de la gravedad de la cual era perfectamente conocedor, queda reflejada cuando le vimos a las 24 horas de una cirugía muy compleja y aún en la Unidad de Cuidados Intensivos trabajar con su sintetizador en la que sería una de sus últimas composiciones”, recuerda el Dr. Pedro Barrios: “para él, era una obsesión ganarle un trozo de tiempo más a la vida a pesar de las dificultades de sus últimos momentos”.

Desde el Instituto Catalán de Oncología, la Dra. Gala Serrano, jefa de Servicios de Cuidados Paliativos del ICO Hospitalet, destaca como “el modelo de atención centrado en el paciente del ICO y en particular el trabajo desarrollado por el Servicio de Cuidados Paliativos, en caso de Pau Donés consistió en la intervención precoz para el control de síntomas y en la coordinación con el equipo de atención primaria para el manejo en el proceso de final de vida y poder dar respuesta a las necesidades paliativos”.

Pau Donés fue atendido por diferentes instituciones de la sanidad pública catalana como cualquier otro paciente: su amabilidad y el reconocimiento hacia la labor de todos los profesionales que lo atendieron hicieron que llegara el corazón del personal sanitario. El cantante publicó en la web de Jarabe de Palo, por ejemplo, una emotiva carta dedicada a las enfermeras: “Os adoro. Os admiro. Os quiero mucho. Y os doy las gracias por hacer el trabajo que hacéis, porque no hay nada en el mundo que pueda pagar una de vuestras caricias cuando estás jodido en la cama de un hospital. Gracias por vuestra generosidad y entrega”, se leía en la misiva, que difundió a través de sus redes sociales. Los nutricionistas también estuvieron muy implicados en su tratamiento, así como técnicos en cuidados auxiliares de enfermería (TCAEs), celadores y otros profesionales médicos.

Pau Donés decidió pasar sus últimos días en su casa del Vall d’Aran, rodeado de naturaleza. “Yo lo conocí en los buenos momentos, antes del diagnóstico que recibió en primer término en el Vall d’Aran, y en los malos. Nuestro acompañamiento en el proceso de final de vida, a él y su familia, personalmente me enriqueció muchísimo, como a lo largo de mi vida profesional me ha pasado con otros pacientes en estas circunstancias”, observa Sisco Maranges, enfermero de Espitau Val d’Aran: “Pacientes como Pau Donés me han ayudado a tener los pies en el suelo, a entender que estamos en el mundo cuatro días y hay que disfrutarlos y apreciarlos, como enfermero estableces una relación muy intensa con ellos. Pau Donés vivió sus últimos días de una manera muy digna, supo que quería hasta el último momento”. Pau Donés fue un ejemplo más de aquellos enfermos que, con dignidad y coraje, afrontan la recta final de un cáncer u otro enfermedad en fase terminal, destacan los sanitarios. La Dra. Imma Caubet, pediatra de su hija en Espitau Val d’Aran, destaca “la personalidad extrovertida y amable de Pau, su extrema generosidad de hechos y sentimientos”.

“Pau Donés fue consciente de la importancia de conocer la enfermedad y la biología específica de cada tumor para diseñar tratamientos más personalizados posible. Mostró una enorme sensibilidad y nos dejó un gran legado: transmitir el valor de la investigación traslacional del VHIO y como ésta revierte directamente en tratamientos muy dirigidos y, por tanto, en beneficio de los Pacientes”, concluye el Dr. Josep Tabernero, Jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Vall d’Hebron y director del VHIO: “Pau Donés hizo un esfuerzo ingente para contribuir a la financiación de la investigación hasta sus últimos días y convertirse en la voz de muchos pacientes. Con su carisma fue clave para la desestigmatización del cáncer y le hizo frente de una manera generosa, vital y comprometida. Siempre le estaremos agradecidos”. Un año y medio después de la muerte de Pau Donés, su recuerdo entre los profesionales sanitarios que tuvieron contacto con él sigue más vivo que nunca.

El mundo sanitario homenajea a Pau Donés en el que habría sido su 55 cumpleaños
Comentarios