viernes. 12.04.2024

La investigación, publicada en la revista 'BMC Medicine', ha analizado datos del Sistema d'Informació per al desenvolupament de la investigació de l'Atenció Primària (SIDIAP) de casi 500.000 personas mayores de 50 años, que murieron en Cataluña entre 2006 y 2022.

El investigador del IDIAPJGol Joaquim Sol ha explicado que el objetivo del estudio es "estudiar, a nivel poblacional, los patrones de enfermedad específicos de cada sexo asociados a la esperanza de vida humana".

La investigación ha recalcado la importancia de las historias clínicas en el estudio del proceso de envejecimiento con el fin de encontrar vías para prevenir enfermedades relacionadas con la edad.

Los resultados han revelado que, a medida que la longevidad aumenta, se retrasa progresivamente el inicio de enfermedades multisistémicas, es decir, que afectan a más de un sistema orgánico, como el respiratorio, el digestivo o el inmunitario.

La investigadora y profesora de la Universitat de Lleida (UdL) Mariona Jové ha afirmado que los resultados "ofrecen información valiosa para los profesionales de la asistencia primaria para mejorar la calidad de vida de la población en Cataluña, a través de una atención individualizada".

Jové también ha destacado que "las intervenciones sanitarias centradas en retrasar el envejecimiento y las enfermedades relacionadas con la edad deberían de ser las más eficaces para aumentar la esperanza de vida en salud".

Las mujeres longevas tienen menos riesgo de sufrir enfermedades multisistémicas