martes 07.07.2020

Josep Pámies, protagonista de una fiesta de besos y abrazos

El defensor del MMS, Josep Pámies.

Fuente: Redacción Médica.
El defensor del MMS, Josep Pámies. Fuente: Redacción Médica.

Un centenar de personas se reunieron este fin de semana en Balaguer, (Lleida), para participar en una fiesta de besos y abrazos animados por Dulce Revolución, asociación que se posiciona en contra de la industria farmacéutica y defiende los tratamientos medicinales a base de remedios naturales.

El agricultor Josep Pámies fue quien organizó este evento y ahora mismo se encuentra en el punto de mira de las autoridades sanitarias por defender con firmeza el clorito de sodio, una disolución acuosa similar a la lejía y conocido como MMS (Miracle Mineral Solution), que se presenta como remedio contra el covid-19 por su eficacia (no demostrada) en acabar con el virus en 24 horas.

Según las declaraciones aportadas por Pámies a La Vanguardia, todos los asistentes se rociarion de esta sustancia para demostrar su utilidad contra el virus. El agricultor defiende que Sanidad cuenta con “Normas injustas de un sistema que no protege a sus ciudadanos y vendido a las farmacéuticas., además de fomentar el miedo, lo que reduce las defensas del sistema inmunológico”.

Sin embargo, El Colegio de Médicos de Lleida se opuso a ese encuentro y pidió sanciones por celebrarlo. Considera que ese acto “pone en riesgo la salud de toda la comunidad” ya no sólo por utilizar un desinfectante en el que no se ha probado su eficacia contra el virus si no por promover un evento en el que las medidas de seguridad impuestas por el Gobierno se incumplen.

Pàmies lleva proponiendo el MMS para luchar contra la Covid-19 desde finales de febrero. Ha enviado cartas a Donald Trump y al Papa para que le ayuden en su campaña. Sin embargo, el presidente de EEUU no ha contestado, pero días después del envió de esa misiva apuntó que sería necesario investigar si el coronavirus podría evitarse bebiendo desinfectante. Por otro lado, la ciudad de El Vaticano ha alegado que es un tema político que corresponde a los gobiernos.

Josep Pámies reconoce haber repartido “quinientos litros de MMS entre los socios de Dulce Revolución y sanitarios, policías o militares que lo han pedido”. Y asegura contar con veinte voluntarios “para contagiarse y demostrar la efectividad de este remedio”.

Comentarios