jueves 20/1/22

La vacuna de Luis Enjuanes ha recibido cerca de dos millones de euros para su desarrollo. Una cifra mínima si se compara con otras vacunas contra el SARS-CoV-2, como la de AstraZeneca, que ha percibido más de 9.500 millones de euros. Mientras que para las de Pfizer/BioNtech y para la moderna se han destinado 2.600 y 2.200 millones respectivamente.

Las tres principales vacunas que se están desarrollando en España las están llevando a cabo científicos conocidos como ad honorem. Personas que, tendrían que estar ya jubiladas pero que "dada la situación” siguen trabajando y emplean todo lo que saben del coronavirus para luchar contra este.

Precariedad laboral en una ciencia española "puntera"

En el caso de Enjuanes su equipo tiene 14 personas. Isabel Sola, que codirige con él el laboratorio de Coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología, y otros dos técnicos sí tienen plaza fija. El resto no.

La solución de Luis Enjuanes podría estar lista para finales de año y se espera que sea más potente, incluso, que las vacunas que ya están en el mercado en las  que se han invertido miles de millones de euros, tanto de dinero público como privado.

Según el estudio elaborado por Airfinity, recogido por la BBC en diciembre, la vacuna de AstraZeneca, elaborada por la Universidad de Oxford, ha recibido tres veces más dinero de inversión privada que de pública. La estadounidense Moderna, por su lado, solo ha sido financiada con fondos públicos y donaciones de organizaciones sin ánimo de lucro como el millón de dólares de la cantante Dolly Parton.

Una financiación escasa y poco transparente

En España la financiación no está tan clara. El Gobierno, mediante Real Decreto del 17 de marzo, aprobó una asignación de 4,45 millones para el Centro Nacional de Biotecnología donde se están desarrollando las vacunas españolas. Además, están las donaciones de grandes entidades o de particulares como la galerista Helga de Alvear, quien donó un millón de euros para el proyecto de Luis Enjuanes.

Según el científico, los laboratorios españoles están bien financiados para el descubrimiento y la fase preclínica, pero las siguientes fases son mucho más caras. "No estamos preparados para la fase del desarrollo. Por ejemplo, cualquier empresa que está desarrollando ya la vacuna ha recibido en torno a 2.000 millones de euros para abordar la demanda económica del proyecto. En nuestro caso, (hemos recibido) uno o dos millones. La diferencia es muy grande", admite Luis Enjuanes en una conferencia en noviembre.

Estos podrían ser los motivos por los que aún no exista una vacuna para luchar contra el coronavirus en España. Mientras en Estados Unidos o Reino Unido están "sobrados" de dosis, la Unión Europea sólo ha recibido el 12% de las dosis adquiridas.

Los 2 millones de euros de inversión para la vacuna del CSIC frente a los 9.000 de...
Comentarios