martes. 23.07.2024

El 40 por ciento de los españoles que consultaron a un profesional por problemas de salud mental consiguió ser visto en un plazo de entre 1 y 3 meses, según la primera oleada del Barómetro Sanitario, realizado por el Ministerio de Sanidad, en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que ha incluido por primera vez una pregunta sobre salud mental.

Asimismo, solo el 26 por ciento consiguió su cita en menos de 30 días, y el otro 26 por ciento restante tardó más de 3 meses para ser atendido en consulta. Esta encuesta, realizada en abril de este año, ha entrevistado a un total de 2.576 personas mayores de 18 años.

En abril de 2024, un 17,8 por ciento de los entrevistados refieren haber tenido necesidad de consultar a un profesional sanitario por un problema de salud mental o por un malestar psicológico o emocional.

El 46,3 por ciento fueron atendidos en la sanidad pública, un 44,7 por ciento en la sanidad privada y un 2,6 por ciento en ambas. Inicialmente, el 57 por ciento acudió a la sanidad pública.

En el caso de las personas atendidas en la sanidad pública, el 40,1 por ciento refiere que fue visto principalmente por un especialista en psiquiatría, un 33,1 por ciento por su médico de familia y un 20,8 por ciento por un psicólogo.

En cuanto a la atención que han recibido en la misma, el 35,6 por ciento opina que fue "muy buena"; el 43,3 por ciento "buena"; el 10,8 por ciento "regular", el 6,8 por ciento "mala" y el 2,9 por ciento "muy mala". En suma, para el 49 por ciento de los españoles, su asistencia en la sanidad pública para tratar sus problemas de salud mental ha sido mejor de lo que esperaba y para el 35,8 por ciento "más o menos igual". En cambio, para el 13,8 por ciento ha sido peor.

Por sexo y edad, las mujeres superan en 7 puntos a los hombres a la hora de buscar atención y acuden más al psiquiatra que los hombres. Por edades, son los jóvenes de 18 a 34 años los que más acuden, seguidos de los mayores de 35 a 54 años.

3 meses de espera para tener cita con un especialista en salud mental