martes. 16.04.2024

Keith Thomas, un hombre estadounidense quedó tetrapléjico tras un accidente de coche en 2020 y ahora ha mejorado calidad de vida gracias a la inteligencia artificial. 

Investigadores del Feinstein Institutes for Medical Research, han logrado restaurar parte de su movilidad y sensibilidad a través de una tecnología de implantes cerebrales.

Durante meses de trabajo, el cerebro de Keith Thomas fue sometido a resonancias magnéticas que permitieron identificar las áreas específicas responsables del movimiento de sus brazos y el tacto de sus manos. Gracias a esto, un equipo de cirujanos llevó a cabo una operación de 15 horas en la que se le implantaron microchips en el cerebro.

Los conectores que le implantaron permitieron la comunicación del sistema con un ordenador, donde algoritmos de inteligencia artificial interpretaban sus pensamientos y los traducían en acciones. 

Este enfoque, conocido como "terapia dirigida por el pensamiento", ha permitido que Keith Thomas recupere la capacidad de mover su brazo por su propia voluntad. Esta tecnología de implantes cerebrales con IA abre nuevas puertas para mejorar la calidad de vida de aquellos que han perdido la movilidad y la sensibilidad.

Mejora su vida gracias a la IA