domingo. 25.09.2022

Un estudio ha conseguido revertir los síntomas de la enfermedad de Alzheimer en ratones mediante la administración de fármacos utilizados actualmente para tratar la hipertensión y la inflamación en humanos.

En este estudio, los científicos del IRB Barcelona liderados por el Dr. Aloy han caracterizado tres estadios de la enfermedad de Alzheimer: inicial, intermedio y avanzado.

Para cada una de estas etapas, han analizado el comportamiento de los animales, han estudiado los efectos en el cerebro (concretamente en el hipocampo a nivel tisular) y han realizado un análisis molecular para medir la expresión de genes y los niveles de proteínas.

El enfoque adoptado les ha permitido describir el desarrollo de la enfermedad con un nivel de detalle hasta ahora desconocido y también compararlo con el envejecimiento sano.

"Lo que hemos observado es que, aunque la enfermedad de Alzheimer comparte algunos rasgos del envejecimiento acelerado, también se ve afectada por procesos de envejecimiento totalmente diferentes", afirma el Dr. Aloy. "Esta enfermedad está causada por la acumulación anormal de ciertas proteínas, y hemos visto que, en algunos casos, no se debe a una sobreproducción sino a un error en su eliminación", añade.

Chemical Checker: detección de las moléculas más prometedoras
Una vez caracterizada la enfermedad, los científicos utilizaron el Chemical Checker, una herramienta computacional desarrollada por el mismo grupo de investigación para encontrar fármacos ya comercializados con capacidad para revertir los efectos a nivel celular.

Esta herramienta les ha permitido identificar una serie de posibles candidatos, que fueron probados en varios modelos de ratón de la enfermedad de Alzheimer.

Cuatro fármacos -dos antiinflamatorios no esteroideos y dos antihipertensivos- resultaron eficaces para revertir la enfermedad y neutralizar los síntomas en estos ratones, según muestra el estudio, publicado en Genome Medicine.

"Los estudios epidemiológicos ya indicaban que las personas que toman regularmente antiinflamatorios muestran una menor incidencia de la enfermedad de Alzheimer, pero esto no se había correlacionado con un medicamento o mecanismo específico.

"Los resultados que publicamos son de lo más prometedores, y esperamos que se pueda seguir investigando sobre ellos porque podrían dar lugar a un cambio de paradigma en el tratamiento de esta enfermedad", afirma el doctor Aloy.

Diagnóstico precoz de la enfermedad
Además de abrir nuevas vías de investigación para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, la caracterización de los distintos estadios de esta dolencia publicada en este estudio favorece el diagnóstico precoz.

Los 4 medicamentos que consiguen revertir el Alzheimer
Comentarios