viernes. 23.02.2024

El mantenimiento de una higiene de manos eficaz y oportuna es la base de la prevención y el control de las infecciones, se trata de una medida crucial para prevenir muchas enfermedades infecciosas, como las respiratorias y gastrointestinales, así como de la piel y de los ojos, según ha indicado Beatriz Marín, especialista de Medicina Preventiva del Hospital Quirónsalud Córdoba.

En el Día Mundial de la Higiene de Manos, que se celebra hoy y que tiene este año el lema Juntos, aceleremos la acción, “es importante recordar que la higiene de manos somos todos, con una implicación directa de todos los profesionales sanitarios, así como pacientes y familiares”. Todos, en una misma acción, podemos hacer que la higiene de manos sea medida preventiva prioritaria, según ha indicado la doctora Beatriz Marín, que ha insistido en que “tenemos que seguir manteniendo el hábito de higiene de manos, y no relajar esta práctica que es clave en prevención”.

La doctora Marín ha explicado que las manos de los trabajadores del ámbito de la salud son un elemento clave en los esfuerzos por velar por la seguridad de los pacientes.  La higiene de las manos reduce la transmisión de microorganismos, aumenta la seguridad del paciente y reduce las infecciones. En este sentido, ha destacado que debemos hacer hincapié en la importancia de lavarse las manos, una práctica que “salva vidas, pues hay estudios que indican que la higiene de manos puede evitar el 50% de enfermedades infecciosas” y ha añadido que “tenemos que automatizar los momentos de la higiene de manos para que en nuestra rutina diaria lo hagamos de manera natural y sea un hábito más en el día a día”.

En este sentido, la doctora Marín ha insistido en que los guantes no sustituyen a la higiene de manos, mientras una correcta higiene permitirá la óptima limpieza de la piel de nuestras manos, que está en contacto permanente con superficies contaminadas por virus, bacterias y otras partículas.

Las manos al entrar en contacto con secreciones nasales u orales cuando estornudamos, con heces, objetos, comida y con otras personas, se llenan de microbios, pero esto “no debe llevarnos al miedo, ya que la mayoría de los gérmenes viven con nosotros de una manera simbiótica, es decir sin causarnos daños”. Sin embargo sí hay otros microorganismos que están en nuestras manos y que sí pueden hacernos daño, por lo que hay que lavarse las manos con frecuencia. Es preciso destacar que hay que dedicar el tiempo adecuado al lavado de manos con agua y jabón para que sea eficaz, que sería entre unos 40 y unos 60 segundos. 

El Hospital Quirónsalud Córdoba ha promovido hoy la higiene de manos con una mesa informativa en el vestíbulo del centro en la que se ha informado a pacientes y familiares de la importancia de la higiene de manos y cómo realizarla de la manera más correcta.

Mantener una higiene de manos la base para prevenir y controlar infecciones