martes 11/8/20

#NoSonBuenasNoticias Los locales de ocio nocturno son el origen de 30 brotes de Covid-19 que han dejado más de 1.100 positivos

Discoteca (Pixabay)
Discoteca (Pixabay)

Una de las actividades que rápidamente han decidido clausurar y limitar un gran número de gobiernos ha sido el ocio nocturno, principalmente bares y discotecas. Los datos epidemiológicos de las últimas semanas reflejan que del total de 483 brotes de Covid-19, 30 de ellos tienen su punto de origen en estos espacios. A pesar de que representan un porcentaje bajo respecto a la totalidad de los mismos, la magnitud es mucho mayor: han dejado hasta el momento más de 1.100 personas infectados y un mayor número de personas aisladas al haber estado en contacto o haber estado presente en estos lugares de ocio nocturno.

A pesar de las quejas de este sector, los datos no son positivos y la situación sanitaria a largo de los últimos días refleja que estas actividades nocturnas son uno de los focos principales. 

El problema principal de estos nuevos focos de contagio es la magnitud de los mismo y sus protagonistas. Los jóvenes -en su mayoría presentan síntomas leves o son directamente asintomáticos, aunque, como resaltó ayer el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, se han informado de casos graves que han tenido que ser hospitalizados a causa del coronavirus- tienen numerosos contactos en estos lugares y muchos de ellos no se pueden localizar, lo que podría incrementar la transmisión del virus y complicar la situación sanitaria nacional.

El incremento actual de casos no supone que nos encontremos ante una nueva ola de contagios, según resaltó ayer Simón, y que no tendría por qué llegar si se refuerza el sistema de detección y la población mantiene el nivel de concienciación. 

Comentarios