domingo 1/8/21

Buenas noticias sobre las vacunas: Pfizer y Moderna no necesitarán 3ª dosis y AstraZeneca y Janssen generan una fuerte respuesta inmune

freepik
freepik

La vacunación contra la Covid-19 avanza favorablemente para llegar a inmunizar a la población lo antes posible. Si en un principio ya se confiaba en sus efectos de inmunización, ahora más aún, ya que según los tres estudios más recientes al respecto, de los que da cuenta este artículo del New York Times, apuntan a ello. "Es bueno ver que las vacunas están reafirmando lo que ya hemos visto con la infección natural", asegura Marion Pepper, inmunóloga de la Universidad de Washington, en el diario estadounidense.

Uno de los estudios confirma que las vacunas de Pfizer y Moderna tiene un protección de larga duración, no de meses sino de años. Y parece ser, que los vacunados con estas dosis no necesitarán esa hipotética tercera dosis de refuerzo que se anunció en su día. Siempre que el virus y sus variantes, eso sí, no evolucionen de forma muy distinta a como lo han hecho hasta ahora. Algo que no está garantizado.

Ali Ellebedy, inmunólogo de la Universidad de Washington, que hace un mes ya nos dio la buena noticia de que las células que conservan memoria del virus (células B) persisten en la médula ósea y pueden producir anticuerpos siempre que sea necesario.

Otro equipo descubrió que esas células B continúan madurando y fortaleciéndose en el organismo durante al menos un año tras la infección. Todo eso les llevó a anunciar que la inmunidad en las personas infectadas que se vacunan podría durar años, posiblemente toda la vida.

Y el tercer estudio verifica que las demás vacunas como la Janssen y AstraZeneca pueden ser menos duraderas que la Pfizer y Moderna, por eso estas compañías han comenzado con los ensayos de una tercera dosis. Otro estudio, que se acaba de publicar en The Lancet, ha constatado que una tercera dosis de la vacuna de AstraZeneca genera una potente respuesta inmune.

En el estudio COM-COV han ensayado cuatro pautas distintas, combinando las vacunas de Pfizer y de AstraZeneca. Y lo que han visto es que la más potente es la que resulta de combinar una primera dosis de AstraZeneca con una segunda de Pfizer. Los voluntarios que recibieron esta pauta mixta alcanzaron niveles de anticuerpos casi tan altos como los que recibieron dos dosis de Pfizer.

El experto en vacunas de la Universidad de Oxford y coordinador del estudio, Matthew Snape, cree que, en caso de que sea necesario, cualquiera de las pautas ensayadas puede proporcionar una protección potente.