domingo. 26.05.2024

La revista 'Journal of Medical Virology' ha publicado los resultados del trabajo en el que determinan que aquellas personas con un nivel bajo de células T CD4, un tipo de glóbulo blanco "esencial para combatir adecuadamente nuevas infecciones", necesitan una dosis de refuerzo 28 días después de la primera dosis para compensar su estado de inmunodepresión.

La actividad de las células T, que son responsables de la respuesta contra los patógenos, la homeostasis y la memoria del sistema inmune, de los individuos infectados por el VIH-1, cuya carga viral estaba controlada por la terapia antirretroviral, aumentó después de la vacunación con la vacuna contra la viruela JYNNEOS, mientras que la respuesta de sus células T fue equivalente a la de los individuos sanos de control.

Entre las personas que viven con una infección por VIH, existe un grupo de riesgo de individuos que, inmunológicamente, no responden (llamados INR por sus siglas en inglés) y que controlan su carga viral con la terapia antirretroviral, pero sólo recuperan parcialmente su recuento de linfocitos T CD4.

Estos INR pueden necesitar una dosis de refuerzo 28 días después de la primera vacunación para generar una respuesta eficiente de células T y estar protegidos contra la viruela del mono.

Estos hallazgos "subrayan la importancia" de realizar estudios específicos sobre la respuesta inmunitaria de personas con VIH, especialmente con aquellas que tienen un menor número de glóbulos blancos CD4.

La vacuna de la viruela protege de la del mono a personas con VIH