viernes 26/2/21

La OMS exige que se debe vacunar antes a un médico de un país pobre que a un adulto sano de un país rico

La vacuna contra el Covid-19.
La vacuna contra el Covid-19.

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, advirtió este lunes que el mundo se encuentra “al borde de un fracaso moral catastrófico" en cuanto al desigual reparto de las vacunas contra la Covid-19, y declaró que ningún adulto sano de una nación rica debe vacunarse antes que un sanitario de un país pobre.

Durante la inauguración de la 148 reunión del Consejo Ejecutivo de la OMS, Adhanom puso el ejemplo de un país pobre donde solo se han administrado 25 dosis de la vacuna. “No 25 millones ni 25.000; solo 25”. Mientras tanto, 49 países de ingresos altos están administrando ya 39 millones de vacunas a su población”, declaró Adhanom.

En su opinión, las perspectivas de una distribución equitativa están en “serio peligro” de cara al inicio del reparto de vacunas por parte del Mecanismo Covax de la OMS, que en principio debería empezar la distribución de dosis a los países de menores ingresos el mes que viene.

“Es justo que todos los países den prioridad a la vacunación de sus trabajadores sanitarios y de las personas de grupos especialmente vulnerables”, declaró, pero “no lo es que un adulto sano de un país rico se vacune antes que un médico de un país pobre”.

El director de la OMS denunció que en 2020 se firmaron 44 acuerdos bilaterales entre Estados ricos y laboratorios fabricantes para la compra de vacunas y que en 2021 se han firmado al menos 12 más.

A medida que la circulación de nuevas cepas del virus aumenta, “la guerra por las vacunas crece”, y acusó a los laboratorios de “priorizar “ la autorización para comercializar sus vacunas en los países ricos frente al suministro de información y dosieres completos a la OMS.

Por eso, Adhanom instó a Estados y fabricantes a compartir las dosis de “manera más justa”, pues estas prácticas “pueden retrasar las entregas de Covax y crear exactamente el escenario que se quería evitar”.

“El acaparamiento, un mercado caótico, una respuesta descoordinada y una disrupción social y económica continua" serán sus consecuencias, advirtió. A su juicio, esa actitud de "yo primero" por parte de las naciones más ricas “solo servirá para prolongar la pandemia".

Comentarios