viernes. 23.02.2024

La delegada de Salud y Consumo, María Jesús Botella, se ha reunido con responsables de la asociación Ariadna con motivo de la conmemoración del Día Internacional contra el Tráfico Ilícito y Abuso de Drogas. En este encuentro, la delegada ha destacado la colaboración entre la Junta de Andalucía y la asociación Ariadna para atender a las personas con problemas de adicción.

Botella ha explicado las líneas de actuación de la Junta de Andalucía en materia de drogodependencia, como el Proyecto de Dispensación Personalizada de Metadona por personal de Enfermería. El pasado año, el número de personas en tratamiento con metadona en la provincia de Córdoba fue de 1.092, 977 hombres y 115 mujeres. El personal de enfermería realiza una evaluación del estado de salud y psíquico del paciente, así como actividades de prevención, reducción del daño y realización de un seguimiento continuado del paciente con el objetivo de cuidar la salud integral del mismo. Estos profesionales reciben formación a través de la Unidad de Drogas y Adicciones del Instituto Provincial de Bienestar Social de la Diputación y la Delegación de Salud para identificar los problemas más habituales que se presentan a los pacientes y sus posibles soluciones.

Por otro lado, la delegada se ha referido al IV Plan de Adicciones de Salud Mental y Adicciones, que prepara la Dirección General de Atención Sociosanitaria, Salud Mental y Adicciones de la Consejería de Salud y Consumo, para abordar el tratamiento de pacientes con una patología dual, puesto que la ingesta continuada de sustancias psicoactivas o psicotrópicas puede afectar al tejido neuronal, provocando la aparición de síntomas psiquiátricos con el paso del tiempo. En 2022, la Unidad de Hospitalización de Salud Mental del Hospital Reina Sofía registró 640 ingresos, correspondientes a 446 pacientes diferentes. En el 20% de los casos, se identificó concurrencia de patología de adicción con la patología psiquiátrica.

De los pacientes atendidos por la Red de Adicciones en la provincia de Córdoba, 314 personas, 223 hombres y 91 mujeres, presentaban una patología de adicción junto a otras psiquiátricas, cuya respuesta asistencial es atendida por la Red de Unidades de Salud Mental Comunitaria. Por este motivo, la Consejería de Salud y Consumo está impulsando el proyecto de adecuación y mejora de los protocolos de actuación conjunta con estos pacientes con patología dual, para que estas personas asistidas por ambas redes asistenciales reciban las mejores acciones terapéuticas.

Otra línea de trabajo se refiere a un programa planificado de actividades formativas con el objetivo de mejorar el nivel de conocimientos en adicciones del personal sanitario, dentro de los planes de formación continuada de los centros de salud para los médicos de familia. La colaboración docente se extiende a la formación de los residentes de psiquiatría y psicología clínica que realizan una rotación programada en los dispositivos de la Red de Drogodependencia, al igual que los residentes de Enfermería especializados en Salud Mental.

A estas líneas de trabajo, la delegada ha añadido la edición de un Directorio Provincial Básico de recursos en Materia de Adicciones, así como el nuevo Plan Estratégico de Salud Mental y Adicciones de Andalucía.

Botella ha hecho hincapié en la colaboración de la Delegación de Salud y Consumo con el ayuntamiento a través de los Servicios Sociales Comunitarios y con la Diputación mediante el Centro Provincial de Drogodependencias para atender, prevenir y mejorar la calidad de vida y la integración plena de las personas con problemas de drogodependencias y sus familias.

Asociación Ariadna

La asociación Ariadna se constituyó en 1983. Sus inicios fueron como grupo de ayuda mutua para familiares en los momentos en los que existía gran desconocimiento por parte de la sociedad de la problemática de la drogodependencia. Por este motivo, sus fundadores desarrollaron una labor para lograr mejoras en la atención y ampliar el campo de actuación de la asociación.

De esta manera, se inició un proceso de profesionalización que fue permitiendo la consolidación de un equipo de técnicos que comenzaba a prestar servicios de atención psicológica, social y educativa, realizando actividades de prevención, a la vez que, intervenciones dirigidas a personas drogodependientes en situación de privación de libertad, y sus familias.

Desde entonces, el campo de acción de Ariadna se ha ampliado a nivel territorial, al tipo de adicciones y al perfil de las personas con las que interviene.

En la actualidad, abarca a la capital y la provincia atendiendo a personas con problemas de adicción, a través de intervenciones guiadas por las necesidades o dificultades que presenten a nivel individual, familiar, social, laboral y/o judicial.

La Junta y asociación Ariadna colaboran en ayuda de las personas con problemas de adicción