martes. 25.06.2024

Las nuevas generaciones de niños, desde hace ya varios años, han aprendido y se han acostumbrado a que su pasa tiempo más divertido y entretenido sea estar en casa viendo la tele, jugando a la consola, con el móvil o la tablet de sus padres, es decir, son generaciones con diversiones digitales, algo muy opuesto a sus padres y sobre todo a sus abuelos.

Unos científicos de Polonia se quedaron pensando en ésta idea que tenía que ver con el ejercicio físico fuera de casa y la salud. Pues bien, investigaron y escogieron a 104 niños polacos de 4 a 7 años para un estudio para saber qué tipos de exposición y qué actividades reducen la susceptibilidad de los niños a las URTI. Plantearon la idea que contra más pasos diarios hiciese sumándose a 3 o 5 horas de algún deporte, esto reduciría la posibilidad de contraer las URTI o al menos de pasar mucho menos tiempo contagiado.

Según los autores: “Los niños que lograron una mayor cantidad de pasos en los primeros días de observación tuvieron menos días con síntomas de infección en los días siguientes que los niños menos activos”.

Una vez más queda constancia que la frase de multitud de padres como "sal a jugar a la calle que estás todo el día encerrado en casa" se ha demostrado científicamente que es algo verídico y saludable.

Jugar en la calle reduce las enfermedades respiratorias en los niños