miércoles. 22.05.2024
Darán respuesta a conflictos como decidir el final de la vida, entre otros

El Hospital Reina Sofía crea una consultoría de ética para los profesionales

El Comité de Ética Asistencial de Córdoba, con sede en el Hospital Universitario Reina Sofía, va a poner en marcha en el mes de junio la consultoría ética para profesionales con el objetivo de hacer más sencillo el acceso a los recursos y herramientas que ofrece este órgano. Esta consultoría busca dar respuesta a los conflictos más comunes que se presentan en el día a día del hospital, como pueden ser los relacionados con la toma de decisiones al final de la vida, el consentimiento por representación o el rechazo de tratamiento, entre otros, de manera que puedan ser resueltos telefónicamente (600 723 252) o a través de un correo web ([email protected]).

 

 

La puesta en marcha de este nuevo servicio es una de las novedades que está impulsando el nuevo equipo que conforma el Comité de Ética Asistencial, que acaba de renovarse. Está compuesto por más de una veintena de profesionales de diferentes áreas y categorías asistenciales, así como por personal no sanitario, todos ellos de diferentes centros públicos y privados, a fin de abordar los casos desde un enfoque multidisciplinar e independiente.

Según explica su presidente, Eduardo Morán Fernández, “se trata de una herramienta imprescindible en un centro sanitario como este, en el que se ofrece una cartera de servicios completa, atendiendo a todo tipo de casuísticas y particularidades. Además de la parte asistencial, los y las profesiones deben atender los conflictos éticos que pueden surgir en la práctica clínica diaria. Para acompañar en la toma de decisiones sobre estos conflictos, para valorar todas las implicaciones, puntos de vista, etc. está el Comité de Ética Asistencial”.

Los objetivos del comité son impulsar la reflexión y la formación ética en el ámbito de la práctica clínica, la mejora continua de la calidad de la asistencia que se proporciona al paciente, así como velar para que se respete la integridad de las personas, sus derechos y libertades fundamentales con respecto a la salud. Para ello, se centra en asesorar a pacientes, familiares y profesionales, a entidades sin ánimo de lucro y equipos directivos en la prevención y la resolución de los conflictos que puedan producirse, a través del análisis de cada caso, teniendo en cuenta aspectos médicos de la historia, los problemas éticos que puedan existir, las posibles respuestas, etc.

Es lo que se llama proceso de deliberación cualificado (realizado por un grupo multidisciplinar de profesionales) y que, en definitiva, lo que busca es “que derechos como la dignidad, la libertad de elección del tratamiento, etc. sigan estando garantizados para las personas que atraviesan una enfermedad y cuyo abordaje implica un conflicto ético”, señala el presidente. Cualquier profesional del hospital pueden acudir y solicitar el apoyo del comité.

Las funciones y herramientas disponibles están recogidas en la página web del hospital (Comité de Ética Asistencial de Córdoba (junta-andalucia.es), en la que se pueden consultar diferentes protocolos actualizados en referencia a conflicto éticos recurrentes, la legislación relativa a los mismos, así como los formularios para trasladar consultas sobre casos concretos para su discusión dentro del comité.  

Desde su creación hace más de una década, el comité ha jugado un papel clave para muchos profesionales. Aunque sus informes no son vinculantes, sí implican un importante trabajo de reflexión y justificación basada en evidencia y legislación de las diferentes opciones que existen ante un conflicto. En este sentido, el hospital agradece el trabajo realizado por los diferentes equipos que han ido impulsando este trabajo, presidido hasta ahora por el jefe de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar, Ángel Salvatierra, y que han supuesto un gran apoyo y soporte en situaciones muy delicadas como puede ser el rechazo a un tratamiento médico o farmacológico o ante dudas sobre la aplicación de la voluntad vital anticipada, entre otras cuestiones.

Retos

Además de esta novedad, los integrantes del comité se han propuesto una serie de objetivos para mejorar la accesibilidad y poder ofrecer un servicio más especializado aún. Para ello, pondrán en marcha un paquete formativo dirigido a profesionales en formación y sesiones exclusivas a petición de las distintas unidades en función de sus propias inquietudes.

Por último, también impulsarán a lo largo de este año la rotación oficial dentro del comité, de manera que residentes de Medicina, Enfermería, Farmacia y Psicología tengan la posibilidad de incluir este aprendizaje, durante seis meses, dentro de su programa formativo. 

El Hospital Reina Sofía crea una consultoría de ética para los profesionales