miércoles 8/12/21

La Esclerosis Lateral Amiotrófica es una enfermedad muy complicada que te va consumiendo, no tiene posibilidad de retroceso y de momento, tampoco tiene cura. Por ello el Hospital de La Fe de Valencia ha creado un programa para facilitar la donación de órganos en pacientes que tengan ELA.

Aquellos pacientes que estén en una fase muy avanzada de la enfermedad podrán evitar su sufrimiento pidiendo que se les retire el tratamiento. Después se les sedará para poder donar sus órganos.

Carmen es una de las pacientes que ha elegido este camino. Hace dos años le dieron una mala noticia: padecía ELA. Una mujer alegre, agradecida, extrovertida y con pasión por el deporte que ha parado su vida por completo por la ELA. Ahora, se despide definitivamente “tranquila, en paz y en cierto modo feliz”.

A Carmen la ELA le ha robado poco a poco su vida, sus posibilidades de bailar, de hacer deporte, de ser válida para vivir sola. Para evitar más sufrimiento, ella ha tomado la valiente decisión de realizar el plan de La Fe.

Juan Galán Torres, jefe de servicio de coordinación de trasplantes del hospital, explica la diferencia de este tratamiento con la eutanasia, ilegal en nuestro país. La eutanasia es producir la muerte de forma intencionada. El tratamiento, sin embargo consiste en sedar al paciente porque tiene una enfermedad terminal incurable, es un método para evitar el sufrimiento del paciente antes de que el desenlace de la ELA llegue y además con dolor.

 Además de acabar su sufrimiento, gracias a este nuevo método podrá donar sus órganos, otro deseo que tenía Carmen.

En su carta de despedida nos pide una cosa. Cuando estemos resignados el 22 de diciembre porque no nos ha tocado la lotería y recordemos que al menos tenemos salud, nos acordemos de ella y sus palabras para sentirnos afortunados por lo que tenemos.

Un Hospital valenciano desarrolla un nuevo método para evitar sufrimiento en pacientes...
Comentarios