jueves 27/1/22

Con la llegada del buen tiempo y el veranito, pasamos mucho más tiempo en baños de agua dulce o salada, con productos químicos como el cloro de las piscinas o la sal marina, y no pensamos las uñas, pueden que pierdan la vitalidad y el cuidado que hemos mantenido durante todo el año se nos vaya a pique. Y la realidad es que unas uñas bonitas y cuidadas dicen mucho de nuestra forma de ser y nuestra personalidad, por ello vamos a intentar evitar que sufran este verano.

Aunque nuestras uñas no sufren solo con la playa y la piscina, sino que diariamente las sometemos a cientos de agresiones, como puede ser usar baja temperatura, no secar las manos bien, la falta de hidratación, abrir cosas con ellas…terminan por debilitarse, astillándose, partiéndose o incluso descamándose. La alimentación influye muchísimo, una mala alimentación se nota en cada centímetro de nuestro cuerpo. El zinc, el azufre, la biotina, el selenio, las vitaminas son nutrientes que necesitamos para fortalecer la estructura de la uña, estimular la producción de queratina (y sí, la queratina no es solo cosa del cabello), entre otras muchas más cosas.

uñas naturales. Pinterest.

Las uñas deben de tener un cuidado tanto interno como externo, debemos fortalecerlas con protección y cuidados tópicos. Debemos ser pacientes con los tratamientos destinados a fortalecer y nutrir las uñas, puesto que crecen de manera lenta. Aunque creamos que crecen mucho, la realidad es que no crecen mas de 2 mm al mes, por lo que tenerlas perfectas será una carrera de fondo.

Un esmalte que puedes usar, que te garantizamos que fortalece la uña, es el endurecedor de Química Alemana. Además, son los endurecedores más vendidos de Amazon, tienen una valoración increíblemente buena y funciona. Una servidora, lo confirma que funciona al 100%.

Química alemana. Pinterest.

*Tip: cuando lo vayas a usar por primera vez, no pintes tu uña entera, solo los primeros mm o hasta la mitad, no llegues hasta arriba. Es un endurecedor muy potente, pero úsalo un día sí y otro no.

Sabías que según diseñes y cortes tu uña puede influir a debilitarla o no, ya que según la forma que le des puedes contribuir a que se enganchen o partan. Por ejemplo, un diseño totalmente recto acabado en pico puede encarnarse, y más si hablamos de uñas de los pies. Si no se va limando posteriormente puede engancharse con la ropa (hacer tomatillos en los calcetines) y romperse la uña.

La humedad además influye mucho, Si no secamos las manos a conciencia después de su lavado, la humedad se queda en la uña, haciendo que pueda reblandecerse y aumentar la aparición de los hongos.

Si te gusta llevar la uña al natural, pero con brillito, te recomendamos el esmalta 9 en 1 de Deliplus, la marca de Mercadona, fortalece, hidrata y protege tus uñas.

Lo mismo que no nos cansamos que la hidratación externa como interna es muy importante para el pelo y la piel, lo es también para las uñas. Bebe agua, que no te va a hacer daño y te vas a sentir mejor, y por favor hidrata tus uñas y manos. Dirás ¿cómo hidrato las uñas? Pues muy sencillo. Con un ingrediente que tenemos en la cocina, el aceite de oliva. Utilízalo tibio y espárcelo con un algodón por las uñas. Veras la diferencia en pocos días. Si quieres otra alternativa, en Mercadona venden un aceite especial para hidratar las cutículas de las uñas, úsalo, abusa de él, que seguro que lo agradece tu uña.

Las manos en general también hay que hidratarlas, no vale tener unas uñas de diva y una mano de carpintero. Cualquier crema sirve, pero si quieres una específica que te nutra en profundidad prueba con la de Nivea, crema de manos con aceite de oliva, mano de santo.

Nivea crema de manos. Pinterest.

Por supuesto, de primero de uñas bonitas está el no morderse las uñas bajo ningún concepto. Si es tu forma de aliviar el estrés, la ansiedad o lo que sea, busca otra alternativa, bebe agua, piensa en la playa y la brisa, pero no toques tus uñas.

Si tu uña está muy debilitada, no uses acetonas, ni mucho menos te hagas las uñas semipermanentes, gel, acrílicas o lo que sea, déjalas respirar, que cuando vuelvan estar bien tendrás tiempo de ponerte las uñas de Rosalía. Eso sí, hazlo en un centro especializado y de confianza.

 

No hagas sufrir en verano a tus uñas, cuídalas