domingo 17/10/21

Hábitos saludables para depurar los excesos del verano

Cerveza. Pinterest
Cerveza. Pinterest

Hemos desconectado de la rutina, nos hemos ido de chiringuito en chiringuito y tira porque me toca y hemos comido todos nuestros antojos y más. Pero todo lo bueno se acaba, y ahora que “vayavaya, nos hemos quedado sin playa” es hora de decirle “sayonara baby” a nuestros excesos del verano y empezar con la “operación bikini” para ir con tiempo, que luego nos pasa lo de siempre y nos pilla el toro.  Así que, para empezar la “vuelta al cole” con buen pie, llevar los deberes al día y ponernos más fuertes que Tor (esto….Que no cunda el pánico, que cada uno en la medida que se vea guapetón o guapetona y los abdominales no crecen tan rápido como las lorzas, ya nos gustaría!!). El entrenador y creador de cursos online disponibles en Hotmart, Sergio Peinado, con más de 1 millón de seguidores en Instagram,  te propone 5 tips para volver a la rutina y que  te conviertas en la envidia de todos tus amigos. Deja ya la copa de vino que tienes en la mano y agárrate a la mancuerna que te contamos todo lo que necesitas hacer para recuperar tu forma física sin morir en el intento.  

 

  1. No eres “Superman”, no intentes volar antes de saber andar

Hay ganas, muchas, de volver a nuestro estado previo al “despipote veraniego”, ¡lo sabemos! Pero más vale ir despacito y con buena letra, que terminar dándonos de cara contra la pared.  Si quieres que los cambios sean duraderos, debes tomarte las cosas con calma, volver poco a poco a la rutina y no machacarte como si no hubiera un mañana en el gimnasio. Si lo haces, corres el riesgo de: o bien decir “hasta nunqui” demasiado pronto a tu estupendo plan de superhéroe o lesionarte antes de haber empezado todavía. Planifica, piensa, distribuye. La vuelta a la rutina no es un sprint, sino una carrera de larga distancia. Y si te pasas, corres el riesgo de terminar tan lleno de agujetas que más que Superman te puedes convertir en un Robocop rígido, tirado en el sofá viendo la televisión y con un bol de helado gigante.

  1. Has hecho un parón y tu cuerpo lo sabe. Entrena gradualmente

Es importante que conviertas los hábitos saludables en una rutina, para que formen parte de tu vida para siempre. Has hecho un parón y no puedes volver al ritmo de antes. Empieza poco a poco y aumenta de forma gradual tanto los días de entrenamiento como la intensidad. ¡Roma no se ha hecho en un día! Por ejemplo: Pasa de dos a tres días a la semana de entrenamiento. Fácil, ¿verdad?

  1. ¡Que la fuerza te acompañe!

En especial las mujeres suelen pensar que por hacer un poco de entrenamiento con pesas van a desarrollar unos músculos más grandes que los de Chris Hemsworth. ¡Ya nos gustaría que fuera así de fácil! Sin embargo, es necesario incorporar a nuestras rutinas este tipo de entrenamientos, ya que son fundamentales para mantener los niveles de masa muscular. Además de ser uno de los tipos de entrenamiento con más beneficios para la salud. Así que… ¡dale caña! Y psst pstt chivatazo motivante. Prueba lo que en jerga fitness conocemos como “entrenamiento al fallo”.  Es decir, realiza un ejercicio como las sentadillas en barra fija con un número pequeño de repeticiones (entre 8 y 10). Vete subiendo peso gradualmente y muy poco a poco y realiza esas mismas repeticiones (8-10). Cuando no seas capaz de llegar a las 8 repeticiones, habrás llegado al fallo muscular y es momento de parar. Intenta ir subiendo peso a medida que pasa el tiempo y mejora tu condición física, pero con sentido y sin volverte loco, que no hace falta lesionarte. ¿Te atreves?

  1. ¿Sabías que tienes un superpoder? ¡Sigue leyendo!

Como lo oyes, no eres superman ni superwoman pero tienes un poder mucho más potente del que no te habías dado ni cuenta: la constancia. Todo lo que haces, suma.  Y si eres constante, los resultados terminan apareciendo. Pero para que no te mueras de aburrimiento por el camino, te propongo un reto: el entrenamiento hiit o entrenamiento interválico de alta intensidad. Se trata de llevar a tu cuerpo al límite en un periodo de no más de 20 minutos seguidos. 

  1. Eres lo que comes

Si quieres obtener resultados, no solo se trata de realizar actividad física, sino que es necesario combinarla con una alimentación saludable. Sabemos que en las vacaciones te lo has saltado a la torera, pero no worries, que todo tiene solución. Para empezar, no empieces a buscar dietas milagro como si no hubiera un mañana y cámbialo por un poquito de planificación. Te propongo: 6 días a la semana de comidas saludables y fáciles de meter en el tupper de la oficina, y un día libre para comer lo que quieras (pero sin volvernos locos, ¿eh?). Aquí van unos ejemplos fáciles:

  • Intenta combinar proteínas (carne,pescado, avellanas, proteínas vegetales como el seitán, etc)  con vegetales y grasas saludables (aguacate, jamón serrano con corte al cuchillo, huevos revueltos, etc) en tu plan de alimentación.

 

  • Cena ligero.

 

  • Prepara snacks saludables para no atacar la nevera cual monstruo de las galletas cuando te pique el gusanillo. Ejemplos: frutos secos (nueces, almendras,avellanas), fruta , pavo, etc. EVITA SIEMPRE la bollería procesada.

Comentarios