sábado 12/6/21

Un estudio revela que los niños que pasan más de una hora al día frente a una pantalla comen más comida basura

Archivo - Un niño come un trozo de pizza mientras ve la televisión en su casa, en Madrid (España) a 20 de marzo de 2020. - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo
Archivo - Un niño come un trozo de pizza mientras ve la televisión en su casa, en Madrid (España) a 20 de marzo de 2020. - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

Los niños de entre 1 y 14 años que pasan más de una hora al día de su tiempo de ocio frente a una pantalla comen más comida basura --como dulces y 'snacks'-- que el resto de menores, según un estudio elaborado por el Grupo de Evaluación de Determinantes de Salud y Políticas Sanitarias de UIC Barcelona.

El trabajo, liderado por la doctoranda Àurea Cartanya-Hueso y el doctor Adrián González Marrón y publicado en la revista 'Healthcare', ha analizado por primera vez la relación entre el uso recreativo de pantallas y el consumo de alimentos poco saludables en niños españoles, ha indicado la universidad en un comunicado este martes.

Según los autores, el estudio "aporta evidencia a la hipótesis de que pasar mucho tiempo delante de la pantalla va asociado a unos hábitos peores de alimentación infantil" y señala que el porcentaje de niños que consume comida basura es menor entre los que hacen deporte varios días por semana.

El trabajo indica también que un 63,9% de los menores de entre 12 y 14 años están al menos dos horas al día frente a las pantallas con fines recreativos y que esta franja de edad es la que más bebidas azucaradas y comida rápida consume.

Los autores han explicado que "el uso de pantallas puede generar cierta ansiedad entre la población infantil que se acaba traduciendo en el consumo de comida basura" y han sostenido que el hecho de estar más horas expuestos a la publicidad de comida basura puede aumentar también su consumo.

Estos resultados han llevado al responsable del grupo de investigación, el profesor José M. Martínez-Sánchez, a afirmar que la exposición a las pantallas, especialmente las de los smartphones y tabletas, será "un nuevo determinante de la salud en los próximos años" para la población infantil.

Martínez-Sánchez ha recordado que la exposición a las pantallas en menores también está relacionada "con un número insuficiente de horas de sueño, obesidad, y con un mayor riesgo de desarrollar problemas emocionales y de comportamiento", por lo que ha recomendado limitar su uso y ha insistido en la necesidad de regular la publicidad de comida basura.

Comentarios